9.2 C
Tomelloso
jueves, 28 marzo

Bares: Los clásicos triunfan de nuevo en Tomelloso

Bar Avenida, Bar Felipe y Cervecería Pedro´s vuelven a llenar sus barras de gente joven en busca de las tapas de siempre

Tabernas, mesones, bares de tapas, etc. han sido la seña de identidad española durante décadas. Las barras de madera clásicas terminaron cubriéndose de acero inoxidable y de vitrinas con las bandejas de las ofertas gastronómicas, es decir: El “tapeo”. En muchas zonas de España las “tapas” son gratis, y en otras zonas, esas “tapas” o “pinchos” son pequeñas raciones que el cliente paga aparte.

Pero aparte de las tapas gratis, los bares clásicos de hace unas décadas se distinguían por sus raciones, y la excelencia en “tirar” la cerveza. Podríamos intentar dar ciertas claves para distinguir los llamados “bares clásicos”, en los que en el surtido de tapas y raciones habituales no suelen faltar las patatas bravas o con alioli, los callos a la madrileña, calamares a la andaluza, sepia a la plancha, la tortilla de patatas, croquetas y empanadillas caseras, gambas al ajillo o a la plancha, carne en salsa, frituras de pescado, e incluso exquisiteces cada día más raras, como los caracoles en salsa.

Los “bares clásicos” no se distinguían por su decoración, y esta podía ser más austera o más barroca, pero la verdadera estética estaba en la barra. Un servicio impecable y un trato exquisito, incluso podríamos añadir a esas características un alto volumen tanto entre los parroquianos cómo entre el personal del servicio hostelero.

En Tomelloso, como en el resto de España, este tipo de bares empezó un declive hace tres décadas, cuando los hosteleros clásicos y generacionales se fueron jubilando, y el público empezó a demandar otro tipo de hostelería más ligado a las franquicias de la comida rápida. Aparecieron nuevos hosteleros con otras pretensiones de negocio hostelero, e incluso muchos de ellos intentando hacer el mismo tipo de hostelería, pero con la inexperiencia del oficio aprendido de generación en generación, y dónde había una serie de carencias conceptuales. Se empezó a perder la importancia de la excelencia en la cocina, de la misma manera que el servicio al cliente comenzó a fallar.

El tema daría para varios artículos, pero en esta ocasión queremos hablar de los pocos “bares clásicos” que quedan en Tomelloso, y que curiosamente están volviendo a triunfar. Aunque quedan todavía unos cuantos bares de los que estamos hablando, hay tres nombres obligados que cumplen con todas las expectativas: El Bar Avenida, el Bar Felipe y la Cervecería Pedro´s. Estos tres bares pueden considerarse como “los clásicos” de Tomelloso.

Bares: Los clásicos triunfan de nuevo en Tomelloso
Bar Avenida

El Bar Avenida es el bar que más años lleva abierto, fue allá por la década de 1960. Sigue manteniendo su esencia, aunque se ha remodelado varias veces desde que se abrió. El servicio, al mando de los dos hermanos Pepe y Alejandro Carretero, es eficiente, amable y respetuoso, y continuamente van sacando de la cocina bandejas de tapas calientes (merluza rebozada, rejos, calamares, tortilla, champiñones, etc). Este bar recibió el premio “Viñadores del año” en el ámbito económico durante la Feria de 2023.

Bares: Los clásicos triunfan de nuevo en Tomelloso
Bar Felipe

El Bar Felipe ya se abrió en la siguiente década. Se llama así en honor de su fundador, Felipe Sáez, el padre del actual propietario, Justo. Al igual que en el Avenida, también aquí las tapas calientes van saliendo de forma continuada, con un servicio muy correcto y limpio.

Bares: Los clásicos triunfan de nuevo en Tomelloso
Cervecería Pedro’s

La Cervecería Pedro´s. Está en la zona de la avenida Antonio Huertas, y aunque sólo lleva 9 años en su actual emplazamiento, su dueño, Pedro Blanco Peinado, es un hombre que podría decirse que nació detrás de una barra de bar. Aparte de las tapas, la carta de las raciones de este bar es clasica, y en la cocina, al mando de Ana, la esposa de Pedro, se dedica a la excelencia en forma de chipirones, boquerones, champiñón en salsa, carne en salsa, plancha, y los excelentes caracoles en salsa.

Hemos citado a estos tres bares, pero hay muchos otros con personalidad propia, de los que seguiremos hablando en otros capítulos. Otros bares, más actuales, que quizá deberían estar estar en este apartado, El Alhambra (otro clásico) aunque ahora es más restaurante que bar, lo mismo ocurre con Casa Justo, o la Marisquería Virgen de las viñas. También están El Rincón Andaluz o la Tinaja, además de los distintos asadores que se distribuyen por todo el extrarradio de la ciudad.

Manuel Buendía Pliego
Manuel Buendía Pliego
Persona inquieta y multidisciplinar. Artista plástico, profesor de dibujo y acuarela, diseñador, gastrónomo, y escritor aficionado. Ha publicado en distintos medios digitales varios relatos, también ha publicado un libro de microrrelatos junto a Carlos Naranjo, y está trabajando en varios proyectos editoriales.
+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí