24.7 C
Tomelloso
jueves, 30 mayo

Greenpeace advierte que el 52 % de las aguas subterráneas de Castilla-La Mancha presentan contaminación por nitratos

Greenpeace subraya que todas las administraciones "son conscientes del grave problema y también de la enorme responsabilidad de la ganadería industrial"

La Red Ciudadana de Vigilancia de Nitratos, iniciativa popular impulsada por Greenpeace para el control de la calidad de las aguas, denuncia que el aumento de las macrogranjas en España sigue «envenenado el agua», según los resultados de un estudio con datos de 2023, en el que se determina que 13 por ciento de las mediciones en agua de consumo, así como el 54 por ciento en subterráneas y el 61 por ciento en superficiales, tienen contaminación por nitratos. En cuanto a Castilla-La Mancha, la organización ecologista cifra en un 52 % las aguas subterráneas que presentan contaminación.

En lo que respecta a las aguas subterráneas, las siguientes comunidades autónomas tienen resultados que indican contaminación por encima del 50 por ciento de las mediciones: Islas Baleares (100 por ciento), Galicia (75 por ciento), Aragón (72 por ciento), Castilla y León (68 por ciento), Andalucía y Navarra (62 por ciento), Región de Murcia (57 por ciento), Comunidad Valenciana (56 por ciento), La Rioja (55 por ciento) y Castilla-La Mancha (52 por ciento), según un comunicado de Greenpeace. Asturias y Cantabria, con un modelo de agricultura y ganadería mucho menos intensivo, siguen siendo las regiones con los mejores resultados, según informa la organización.

Advertisement

Greenpeace ha analizado la evolución de las explotaciones de ganadería industrial que están obligadas a declarar sus emisiones en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes y ha constatado que han pasado de las 1.569 en 2013 a las 3.681 en 2022.

Esto significa un incremento del 135 por ciento en menos de 10 años. Las macrogranjas de porcino son, sin duda, las que tienen un mayor peso y representan el 86 % de todas las explotaciones ganaderas industriales obligadas a declarar sus emisiones, según denuncia la organización. Greenpeace denuncia también que las macrogranjas de bovino siguen exentas de declarar sus emisiones y por lo tanto, «es imposible conocer su evolución».

«En los tres años de vida de la Red Ciudadana no hemos visto ninguna mejoría en la calidad de las aguas en materia de contaminación por nitratos. ¿A qué esperamos para actuar de forma urgente y contundente? ¿A que nadie pueda beber agua y que se colapsen los ecosistemas?», ha declarado el responsable de agricultura y ganadería en Greenpeace España, Luis Ferreirim.

La organización destaca que «ante la grave situación de la contaminación del agua por nitratos» se han reunido junto con los colectivos locales durante el primer trimestre del año con las distintas administraciones. Lo han hecho con todas las confederaciones hidrográficas, con varias comunidades autónomas (la Junta de Castilla y León y la de Extremadura, el Gobierno de Canarias y la Generalitat de Catalunya), así como con la Dirección General del Agua (Miteco).

Torre de Gazate Airén

Greenpeace subraya que todas las administraciones «son conscientes del grave problema y también de la enorme responsabilidad de la ganadería industrial, sin embargo, falta visión de conjunto y una acción coordinada y, principalmente, medidas valientes por parte de las comunidades autónomas, que son quienes, en última instancia, están permitiendo este avance desmedido de la ganadería industrial y sus macrogranjas».

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí