20.8 C
Tomelloso
jueves, 20 junio

Antonio Linares corta tres orejas y triunfa en Socuéllamos

Salio a hombros acompañando a Curro Díaz, mientras que Cayetano sufrio una cogida

Los diestros Curro Díaz y Antonio Linares, con tres orejas cada uno, salieron este domingo a hombros en la localidad ciudadrealeña de Socuéllamos, una tarde de gran ambiente en los tendidos y que, en lo negativo, hay que anotar la lesión de Cayetano en el segundo.

Curro Díaz cortó dos orejas al que abrió plaza, y eso, en toreros de su corte, que no se salen del clasicismo y que cuentan con una tauromaquia personal y de atractivo, como es el caso, pues se convierte en un deleite. Además, el de Linares se está viendo orillado este año, y cualquier actuación, aunque sea en un coso de tercera como es el caso, es buena para reivindicarse.

Bogas Bus

La nota negativa del festejo, junto con el escaso juego de los toros lidiados, llegó en el segundo, un inválido que arrolló a Cayetano cuando intentaba sacarlo del caballo, con el resultado de posible fractura de la muñeca derecha. Curro Díaz se lo quitó del medio sin más.

El trofeo que paseó Curro en el descastado cuarto fue fruto de la buena estocada cobrada al primer intento, ya que apenas nada pudo rascar de su oponente, que embistió, cuando lo hizo, a media altura antes de rajarse.

Antonio Linares llevó un buen número de aficionados de Tomelloso (distante apenas 20 kilómetros) a los escaños de Socuellamos. Y se notó, poniendo de manifiesto que tiene tirón.

Recibió al tercero a portagayola e instrumentó una faena de más apariencia que contenido a un toro manejable. Cómo sería la cosa que, después de tres pinchazos, una entera que hacía guardia y casi entera arriba, se le pidieron las dos orejas, si bien el premio quedó en una.

Nada reseñable ocurrió en los dos primeros tercios del quinto, brindado a Cayetano, pero en el último el burel tuvo la virtud de arrancarse de lejos a la muleta que el de Tomelloso manejó con arrojo aunque algo desacompasado con la velocidad del de Apolinar Soriano. El trasteo se fundamentó en el pitón derecho y volvió a repetirse el fallo a espadas después de buscar el calor de los tendidos de sol. Sin embargo el marronazo no impidió que a sus manos fuera una oreja.

FICHA DEL FESTEJO.- Cinco toros de Apolinar Soriano y uno, en quinto lugar, de Guadalmena, de correcta presencia. Nobles aunque justos de raza los de Apolinar Soriano, y manejable el de Guadalmena.

Curro Díaz, dos orejas, silencio en el que mató por Cayetano y oreja.

Cayetano, lesionado en su primero. Sufre, según el parte médico de la plaza, una fractura en la muñeca derecha, pendiente de estudio radiológico que lo confirme.

Advertisement

Antonio Linares, oreja, oreja y oreja.

En cuadrillas, El Ruso saludó tras banderillear al tercero y al sexto.

La plaza registró tres cuartos de entrada en los tendidos.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí