El diestro Ignacio Olmos vivió la cara y la cruz del toreo en la tarde de su alternativa en Tomelloso (Ciudad Real), pues después de cortar las dos orejas al toro de la ceremonia, resultó cogido después por el que cerró plaza, que lo mandó directo al hospital.

Corrida con sabor agridulce la celebrada esta tarde en Tomelloso ya que se ha podido ver a una terna muy dispuesta y entregada frente a un encierro de Javier Gallego (procedencia Veragua) y Toros del Ojailén (procedencia Las Ramblas) que no ha regalado las embestidas y que, a la postre, ha terminado con el percance de Ignacio Olmos, volteado de muy fea manera durante la faena de muleta al sexto.

DO La Mancha

Olmos ya había sido volteado en el toro de la alternativa, un animal justo de raza, que tuvo siempre tendencia a defenderse y protestar. Muy firme, entregado y con mucha verdad el nuevo matador de toros, se pegó un arrimón en la parte final del trasteo con el toro de Ojailén ya rajado. Estocada trasera y tendida. Dos orejas.

El sexto, con el hierro de Javier Gallego, fue muy deslucido, quedándose muy corto y tirando gañafones al engaño que manejaba Ignacio Olmos. En una de esas, atrapó al torero, volteándolo de muy fea manera, quedando inerte sobre la arena. Con rapidez fue conducido a la enfermería para ser asistido por el equipo médico. Finiquitó al toro Eugenio de Mora de pinchazo y medio espadazo.

Seguros Soliss

El padrino de la ceremonia de alternativa de Ignacio Olmos, Eugenio de Mora, tuvo escasas opciones de lucimiento con su lote. El segundo de la suelta se derrumbó al apoyar mal justo al inicio de faena y el trasteo del de Mora de Toledo tuvo que ser necesariamente breve. Dos pinchazos y estocada desprendida. Silencio.

Con el cuarto, a base de técnica y conocimiento, sabiendo aprovechar los terrenos del toro, Eugenio de Mora firmó un quehacer voluntarioso y de torero experimentado frente a un burel aquerenciado y que se iba aburriendo poco a poco. Necesitó de tres viajes con el acero. Aplausos.

Inma Delgado Fotografía New Born

Fernando Tendero cuajó una tarde importante en Tomelloso. Al tercero de la función le enjaretó un buen ramillete de verónicas de salida, realizando posteriormente un templado quite por chicuelinas. Muy por encima Fernando Tendero del astado de Javier Gallego en la faena de muleta, en la que evidenció su excelente concepto del toreo y tener la mente muy despejada. Estocada atravesada. Una oreja con petición de la segunda.

Igual de resolutivo anduvo Fernando Tendero ante el quinto, deslucido y rajado. Muleta puesta por delante para tirar con gusto y buena expresión, por momentos, de la embestida de su antagonista. Ofreció torería en los postreros ayudados y dejó media estocada en buen sitio y dos descabellos. Una oreja.

Bogas Bus

FICHA DEL FESTEJO

Astados de Toros del Ojailén (1º, 4º y 5º) y Javier Gallego, con poca raza y entrega. Muy a menos en el tercio final.

Eugenio de Mora, silencio, palmas y silencio en el que mató por Ignacio Olmos.

Fernando Tendero, oreja con petición de la segunda y oreja.

Ignacio Olmos, que tomaba la alternativa: dos orejas en el único que mató.

En cuadrillas, Roque de Vega y Miguel Ángel Ramírez saludaron tras parear al quinto.

En la enfermería fue asistido Ignacio Olmos de «herida en axila izquierda y otra de unos 15 cms por encima de la rodilla izquierda. Por la conmoción cerebral y los problemas a nivel de rodilla es derivado por estudio radiológico al hospital de Tomelloso, donde va a quedar ingresado por la pérdida de conocimiento que tuvo durante la cogida. Firmado: Doctor Infantes».

AQUALIA

La plaza registró un tercio de entrada.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí