Hace unos días me llegaba por las redes sociales una oferta del Colegio de Politólogos y Sociólogos de Madrid para asistir a una masterclass de geopolítica internacional. Esta Masterclass se presentaba como algo exclusivo y vip con diploma oficial expedido por la institución, duraba sólo 3 horas y costaba para la modalidad VIP-presencial 45 euros para público general y 35 para los colegiados, la modalidad online costaba 25 y 20 respectivamente.

La persona que va a impartir la masterclass el próximo 30 de Abril es un conocido coronel del ejército español que suele aparecer en diversos programas de televisión.

La geopolítica es el Estudio de la vida e historia de los pueblos en relación con el territorio geográfico que ocupan y los factores económicos y raciales que los caracterizan. El Colegio de Politólogos y Sociólogos de Madrid pretende dar previo pago y tras la charla de un coronel del ejército a personas que hemos tenido o que trabajarnos cinco cursos de carrera estudiando decenas de asignaturas, un diploma que acredite que sabemos de geopolítica. Algo así como les pasa a los cantantes que van a concursos como La voz y tienen de coach a Melendi para que les acredite que saben cantar.

El conferenciante quizá sea un experto en el tema, aunque creo que no anda muy bien situado en cuanto a las coordenadas clásicas del eje político derecha- izquierda. De lo poco que le he podido ver en televisión lo único que me acuerdo es de que calificaba de extrema izquierda a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. Quizá me equivoque y lo que pasa es que el coronel se sitúa en la clásica posición política del alto rango del ejército español que ve rojo hasta lo naranja y como Kamala tiene la tez no aria y dicen que es un poco menos derechosa que Joe Biden pues, blanco y en botella, de extrema izquierda.

Santiago Apóstol

No hace mucho releía la Genealogía del Racismo de Michael Foucault que es es la transcripción del curso de Foucault en el Collége de France entre fines del año 1975 y mediados de 1976 ,a estos cursos podía asistir libremente cualquiera. ¿ Cuanto hubiera cobrado el ilustre colegio de Politólogos y Sociólogos por cada masterclass de un maestro como Foucault? ¿Hubiera puesto palco VIP?.

Quizá el problema sea que el coronel es conocido y como sale en la tele para el pueblo llano y sin embargo un especialista, debe ser degustado por los profesionales de la politología y sociología que necesitan a un militar para que les enseñe de geopolítica. Ya que estamos que la próxima masterclass del Colegio de Politólogos sobre geopolítica que la imparta un GEO.Todo esto sería una anécdota sino fuera porque en plena invasión rusa de Ucrania ninguna empresa de comunicación, de las que tienen radios, periódicos y televisiones y ningún ente público haya osado llamar a Carlos Taibo, profesor de Ciencias Políticas, máximo conocedor de la geopolítica de los países componentes del antiguo bloque del este y autor del libro Rusia frente a Ucrania´. Tampoco me consta que al bueno de Carlos lo estén llamando los ilustres colegios de politólogos. No obstante, esta haciendo una interesante ruta por la península departiendo sus conocimientos en centros sociales, ateneos libertarios y sedes de los sindicatos CGT y CNT. Lugares que imagino que para el coronel experto en geopolítica deben de ser un nido de seres más rojos aún que la vicepresidenta de los Estados Unidos y por tanto poco propicios para el mundo VIP de los ilustres colegios de politólogos y sociólogos.

Sin embargo, a veces en las televisiones generalistas suceden cosas extrañas, personas que posiblemente no vuelvan a ser llamadas para dar su opinión y no precisamente por su falta de conocimiento o por su escasa pericia a la hora de argumentar en el medio. Así, el pasado Viernes 25 de Marzo en el programa Las Claves del Siglo XXI  presentado por Javier Ruíz de la 1 de Televisión española apareció una reportera de guerra,  Teresa Aranguren, que recordó que la verdad es lo primero que muere en las guerras, que toda información suministrada por los países contendientes había que cogerla con pinzas y que ese día era el aniversario del bombardeo de la OTAN ( de los nuestros) sobre Belgrado que causó miles de muertos. Esta última afirmación puso muy nervioso a uno de los contertulios que no paraba de repetir lo que todos y todas ya sabemos, que Putin es muy malo, para que olvidáramos que los  “nuestros“ también han bombardeado población civil.

Quizá el problema es que pretendemos informarnos a través de los medios de comunicación controlados por grandes conglomerados empresariales o por entes públicos que tienen la línea del gobierno o, a lo sumo de la composición parlamentaria de la administración pública que los gestiona.

Hay otras formas de ver la actualidad, siguiendo a los verdaderos medios de comunicación independientes como Radio Klara que nació en Valencia y acaba de cumplir 4 décadas. De ella aprendí entre otras muchas cosas, que como decía uno de sus magníficos colaboradores ( Abel Ortiz ) las órdenes no se discuten, se acatan o desobedecen ( y hay que atenerse a las consecuencias), y esta es la realidad de lo militar, lo absurdo, algo que va en contra del ser racional, que discute, busca consensos y no pretende imponerse por la jerarquía de la fuerza o de la supuesta superioridad en el orden geopolítico.

Gracias a estos medios y a los detallitos que se les escapan a algunos públicos nos podemos dar cuenta que para conocer la geopolítica no tenemos que fijarnos en las armas que portan unos ejércitos u otros, tampoco en las poses más o menos marciales de los distintos desfiles procesionales, sino en aquellas personas que han sido capaces de acabar con la mili obligatoria en nuestro país gracias a su insumisión, y que ahora hacen un llamamiento para acoger a los desertores de los ejércitos ucraniano y ruso. El próximo 9 de Abril habrá acciones en todo el estado para hacer un llamamiento a la paz a través del desarme y la deserción a los ejércitos. De esto no creo que veamos nada en en nuestras televisiones, tampoco los insumisos serán llamados por los ilustres colegios para dar una masterclass, pero si todos y todas somos insumisos y nos llaman para la guerra, la guerra se acaba.

Mili kk yo no voy
ni con la papa
mili kk, ten cuidao pero ataca.
Mili Kk, de Reincidentes

ORUART
Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas

Picazo de Nova / TurboSeguros



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí