La preocupación por la COVID-19 ha aumentado en España hasta el 41 por ciento, lo que supone un crecimiento de ocho puntos más que en diciembre de 2021 y seis puntos por encima de la media global (35%), según ha revelado la encuesta ‘What Worries the World’ (Lo que preocupa al mundo) de Ipsos.

Este estudio, que se ha realizado en 28 países, entre los que se incluye España, recoge la opinión de 1.000 personas de todos estos países de entre 16 y 74 años y las respuestas han tenido lugar entre el 23 de diciembre y el 7 de enero de 2022.

La COVID-19 es la principal preocupación para el 35 por ciento de la población mundial, tres puntos más que el mes anterior. Los datos reflejan que la preocupación mundial ha aumentado, ya que en noviembre se situó en un 28 por ciento y era la tercera preocupación en la lista. En el caso de España, la preocupación por la atención sanitaria también crece entre la población y aumenta siete puntos respecto al mes anterior, posicionándose, con un 35 por ciento, como la tercera principal inquietud para la ciudadanía.

La pobreza y la desigualdad social se sitúan como la segunda mayor preocupación mundial este mes, con un 31 por ciento de la población mundial, de media, que las señala como el principal problema al que se enfrenta su país en la actualidad. En tercera posición se encuentra la preocupación por el desempleo, compartida por un 28 por ciento de la población mundial, de media.

De hecho, el desempleo continúa siendo la principal preocupación para la población de España e Italia que, con un 53 por ciento, encabezan el ranking de los países europeos en los que más inquieta este asunto. A más distancia se encuentran Hungría (23%), Bélgica y Suecia (ambos con un 15%).

En cuarta posición se encuentra la preocupación por la corrupción política y financiera, compartida por un 27% de la ciudadanía global, de media y en quinto lugar la delincuencia y la violencia (26%), que en los últimos cuatro meses no ha experimentado cambios.

Por otro lado, la población tiene la percepción de que la situación «no va bien». Según el informe, el 37 por ciento de las personas creen que las cosas avanzan en la dirección correcta pero hay un 63 por ciento, que se mantiene estable desde el 2021, que cree que en su país «las cosas van en la dirección equivocada»




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí