La Diputación de Ciudad Real impulsa en estos momentos la operación formativa más ambiciosa de su historia gracias al desarrollo del programa Promueve VI, una iniciativa que supone una inversión que supera los 8 millones de euros y que permite la participación de 750 alumnos y alumnas de la provincia, la mayoría de ellos jóvenes desempleados no cualificados.

Se trata de un proyecto extraordinario en España, liderado por una Diputación, “por volumen de recursos y desarrollo en el medio rural”. Así lo ha destacado esta mañana en Alcolea de Calatrava, el presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, quien ha visitado un curso inmerso en uno de los veinte itinerarios formativos que se abordan a lo largo y ancho de la provincia, en concreto el correspondiente a transporte sanitario.

Caballero, que ha estado acompañado por la vicepresidenta María Jesús Villaverde, por el alcalde de la localidad, Eduardo Plaza y José Joaquín Gazas, director de la empresa que imparte la formación, ha llamado la atención sobre la importancia que tiene llevar la formación de calidad a los pueblos para combatir la despoblación.

«Estamos hablando de una inversión muy potente, de más de 8 millones y 750 alumnos y alumnas, un centenar de profesores y profesoras que son los que imparten la formación y, además, se está haciendo en muchas localidades de la provincia, porque el objetivo es garantizar que la formación de calidad, la que permite certificar y acreditar los conocimientos, llega a la gente, a los que viven también en los pueblos», ha dicho Caballero, quien está convencido de que la mayoría de los participantes comenzarán a trabajar cuando concluyan la formación, «porque habrán mejorado sus cualidades, sus aptitudes y sus actitudes».

Ha añadido que nuestra provincia, al igual que muchas otras en nuestro país, sufre los efectos de la despoblación, por lo que necesita iniciativas de este carácter, «que garanticen que hay actividad y vida en los pueblos».

En el Aulario Municipal de Alcolea Caballero ha mantenido un encuentro con los 15 alumnos y alumnas del curso, que han sido becados con 537 euros mensuales con el objetivo de incentivar su permanencia en el curso y que puedan concluir la formación. Les ha animado a aprovechar el tiempo, también les ha pedido que valoren el esfuerzo que hacen las administraciones con recursos públicos y que aprecien la oportunidad que tienen de formarse y adiestrarse en una disciplina como el transporte sanitario no asistencial, que va a ser muy demandada, de ahora en adelante, ante la escasez de médicos.

Eduardo Plaza, por su parte, ha ensalzado la “extraordinaria oportunidad” que les ha llegado y se ha mostrado entusiasmado de que hubiera participantes de su pueblo, al tiempo que ha deseado que el resto se sintiese acogido. Para Plaza, “han tenido mucha suerte por haber sido seleccionados y por la formación que van a recibir”, esto se traduce en una “esperanza de que esto abra horizontes laborales a estas 15 personas y de que en un futuro tengan una solución laboral”, y por ello ha agradecido al presidente y a todos los técnicos de la Institución Provincial “el haberlo hecho posible”.

Por su parte, José Joaquín Garzas ha explicado que una de las mayores ventajas de esta certificación es que está incluido el carnet de conducir tipo C, que les permitirá dirigir camiones, autobuses y todo tipo de vehículos rígidos. “Es un itinerario formativo muy completo porque autoriza a quien lo supera, además, a conducir ambulancias de cualquier peso y van a obtener un certificado de profesionalidad muy atractivo, el de transporte sanitario, que tiene muchas salidas laborales”, ha afirmado el director de “Garzas Campus” antes de añadir que el valor de esta formación sería inasumible para muchos colectivos de personas e incluso para ayuntamientos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí