El otoño trae una nueva edición de Soletes, esos lugares apetecibles donde tomar algo o comer a un precio asequible, los que recomendarías a un amigo. En esta quinta edición, la calificación de Guía Repsol se centra en establecimientos que podemos encontrar fuera del centro de las ciudades. Se puede comer muy rico sin salir del barrio y hacer turismo gastronómico más allá de la almendra central. Nuestro equipo de expertos en gastronomía se ha propuesto demostrarlo a través de barras, casas de comidas, cafeterías, vinotecas y establecimientos de fast good repartidos por toda España.

Los 13 nuevos ‘Soletes’ en Castilla-La Mancha

  • La Casita Roldán, Albacete
    Parrilla abierta con amplia terraza en el barrio de Medicina, donde dominan las carnes a la brasa como el chusmarro. Tampoco hay que perderse sus gazpachos manchegos, otro clásico de la casa.
  • La Bodeguilla del Maquinilla, Albacete
    Paellas, cazuelas y gazpachos manchegos, más un tapeo informal a costa de sus espeluznaos (patitas de calamar fritas) son los pilares de este restaurante de barrio al lado del parque de los Jardinillos.
  • Los Martínez, Albacete
    Una casa de comidas austera y que funciona. Si vas al barrio de Tinajeros, pásate por allí, y pide gazpacho manchego con galianos, y ajo mataero.
  • Asador El Chico, Ciudad Real
    Asados de pulpo, de pescado, de cordero y de cochinillo en horno de leña y en brasa para hacer un alto en Ciudad Real. Un buen asador clásico, cerca de la estación de tren.
  • Casa Manolo, Ciudad Real
    Un templo del aperitivo a costa de sus callos y de su oreja en salsa, ambos con el punto de picante un poquito elevado. Terraza y cerveza fresquita en un barrio residencial de Ciudad Real.
  • Dami Pizza, Ciudad Real
    El reino de la pizza, en masas finas e ingredientes suculentos y abundantes. Sus hamburguesas y algunos asados también se ganan a pulso la parada.
  • El Bodegón, Cuenca
    Local tradicional donde disfrutar de guisos como el codillo o el rabo de toro, además de platos manchegos como los zarajos a la plancha. Hay sitios que definen el concepto de mesón, y éste es uno.
  • Mesón María Morena, Cuenca
    Impresionantes vistas en la parte alta de Cuenca con una propuesta basada en la caza, en los asados y el cordero, incluyendo platos manchegos y una correcta carta de vinos.
  • La Bodeguilla, Cuenca
    Croquetas, calamares a la plancha y platos típicos conquenses como los zarajos y el morteruelo en un bar de toda la vida, frecuentado por el público local sobre todo para el aperitivo.
  • La Ponderosa, Cuenca
    Décadas de buena cocina en esta barra basada en producto de alta calidad y buen tratamiento: variedades de tomate, setas de temporada…
  • El Rincón del Ibérico, Guadalajara
    Restaurante de cocina tradicional a las afueras de Guadalajara. Si dudas, mejor ir en miércoles porque preparan un recomendable cocido completo para el menú el día.
  • Central Perks, Toledo
    Para los fans de la mítica sitcom de los 90, o para quien simplemente quiera merendar en un sitio chulo. ‘Central Perks’, en el barrio de Santa Teresa, sigue siendo un éxito en la ciudad.
  • El Cuchifrito, Toledo
    Para cuando el turismo agobia en Toledo y apetece comer en un mesón de siempre, se puede ir a ‘El Cuchifrito’, y pedir la especialidad que le da nombre.

“Ya teníamos ganas de localizar Soletes en los barrios más periféricos. Hay vida más allá del centro de las ciudades. Lo saben bien quienes viven ahí, que tienen sus lugares de referencia perfectamente identificados. Guía Repsol, que busca democratizar la gastronomía y detectar lugares interesantes en todos los rincones de España, ha querido poner el foco en los distritos más periféricos, que están atrayendo talento gracias a los jóvenes vecinos que se instalan cada día”, explica María Ritter, directora de Guía Repsol.

Cuando vas de viaje y anhelas probar los sitios a los que va el público local, los Soletes de Barrio son la respuesta, pues permiten conocer las ciudades más allá de los circuitos turísticos habituales. En esta quinta edición, los barrios de las capitales de provincia y principales ciudades de España más alejados del centro son los protagonistas: Carabanchel, Vallecas, Barajas o Usera en Madrid; Sants, Poble Nou, Horta-Guinardó o Nou Barris (Barcelona); los valencianos Cedro, Algirós, Benimaclet, Patraix o Torrefiel; en Sevilla, Nervion, Triana, Los Bermejales o Los Remedios; y Deusto, Miribilla o Abando, en Bilbao, entre otros muchos.

Ya son cinco las ediciones de la distinción más dinámica de Guía Repsol. Dos de ellas descubrieron chiringuitos y terrazas para saborear el verano; la pasada Semana Santa publicamos los Soletes de carretera, en los que parar durante un viaje en coche y estar a gusto. El pasado otoño por estas fechas, fueron los guisos y las barras de diario los que cobraron protagonismo, pero dando un paso más allá: ahora le toca el turno a los establecimientos de barrio. Presentamos más de 300 nuevos Soletes, a los que se suman 200 ya publicados en anteriores ediciones que encajan en la definición de Barrio. Son, en total, 500 lugares entre los que dar con una opción que satisfaga a cualquiera de nuestros usuarios.

Aunque las apuestas gastronómicas más fuertes y las últimas tendencias suelen aterrizar primero en el centro -cerca de los principales monumentos y los edificios institucionales-, o en los barrios de moda, existen cocinas y ambientes en la periferia que bien merecen un desplazamiento. En esta ocasión, Guía Repsol se ha centrado en capitales de provincia de toda España, aunque otras ciudades de importancia, como Cartagena, Gijón, Santiago de Compostela o Jerez de la Frontera, tampoco han escapado al radar de nuestros expertos.

Ese bar en un barrio escondido, con vermut de grifo y carteles antiguos en la pared, donde todos se saludan al entrar y te sientes como en casa; las hamburguesas con pan esponjoso y carne de calidad que preparan jóvenes emprendedores en una pequeña cocina casi donde acaba la ciudad; la bodega a la que iba tu abuelo a rellenar la garrafa de vino y ahora organiza catas por las noches. Lugares cargados de historia que tienen un peso especial en esta entrega de Soletes Guía Repsol.

Bogas Bus

Además de bares con tortilla inolvidable y lentejas los jueves con las que te topas un día de visita en el barrio de un amigo o haciendo una gestión en otra zona de la ciudad, Guía Repsol pone destaca las cocinas que encuentras vas de turista, aterrizas sin querer en un barrio periférico y acaba siendo la mejor comida de tu viaje. Cada vez más profesionales optan por zonas periféricas para innovar en la cocina a precios razonables, pues el centro se ha vuelto prohibitivo para quienes están empezando. Así, restaurantes recién abiertos que han revolucionado el barrio y tiene las reservas completas los próximos tres fines de semana conviven con casas de comidas que llevan reconfortando a los vecinos desde hace más de 50 años. La cafetería a la que bajas a merendar con tu vecina, o donde desayunas con tus compañeros de trabajo también tienen su lugar en esta nueva edición.

Con la misma filosofía que rige los Soletes, de poner en valor sitios amables y asequibles, Guía Repsol te ayuda a conocer la gastronomía y el ambiente de las ciudades en su conjunto. Los barrios están de moda y es el momento de reivindicar los lugares donde transcurre la cotidianidad de la mayoría de la gente.

Además, en esta ocasión, los usuarios de Guía Repsol podrán participar en una encuesta para elegir sus Soletes de Barrio favoritos Entre el 6 y el 20 de octubre, estará disponible en la web y entre los participantes se sorteará dos noches de hotel en Alicante y una cena y una comida en un Solete de Alicante. Treinta y dos establecimientos de quince ciudades españolas participan en la encuesta, que está abierta a todos los usuarios de Guía Repsol. Central Perks, del barrio de Santa Teresa de Toledo, entre los seleccionados.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí