El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido este viernes «poner freno» al «desequilibrio» que hay entre el compromiso de producir energía limpia y el recibo de la luz.

Desde Daimiel, donde ha inaugurado la reforma de la segunda fase del Centro de Educación Infantil y Primaria CEIP ‘San Isidro’, el presidente castellanomanchego ha dicho que es consciente de que esto «hay que hacerlo con Europa», pero «hay que hacerlo», ha reclamado.

«Estamos siendo deudores de una ley que se cambió hace unos años, que en realidad estamos empezando a pagar ahora en el recibo de la luz, pero alguien pensó este sistema tarifario, y seguramente no andarían muy lejos los propios beneficiarios», ha denunciado.

Es por ello que ha abogado por plantear un sistema de común acuerdo con Europa porque España está vinculada a la legislación Europea en materia energética y de competencia, pero «hay que plantearlo con mucha claridad pensando que al final la legislación tiene que empezar por ver las consecuencias en el recibo de la luz».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here