El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde, ha avanzado que desde que tomó posesión y en los primeros seis meses de su mandato su equipo de Gobierno ha sido capaz de poner en marcha un 60% del total de promesas electorales previstas en su programa, y tres de cada cien ya han sido completadas.

Del total de las iniciadas, un 63% están consideradas como en bajo cumplimiento; un 31% ejecutadas a la mitad; y un 7% están cerca de ser rubricadas.

En este sentido, se ha comprometido a realizar este ejercicio de auditoría cada 6 meses para ofrecer los resultados a través del Portal de Transparencia de la institución académica.

Como ejemplos, ha reparado en el plan de investigación que planteó, poniendo en marcha una convocatoria para jóvenes doctores que ya se han incorporado en el mes de julio; la creación del Comité de Ética en investigación de Ciencias Sociales, algo que no había existido hasta ahora en la UCLM; o la ampliación de la convocatoria de adaptación, mejora y mantenimiento de equipos científicos a todas las disciplinas.

En cuanto a las ayudas de emergencia para estudiantes en dificultades para afrontar el pago de las matrículas, ha apuntado que siguen su curso gracias en parte a una aportación de 500.000 euros del Gobierno regional; y se ha incrementado «notablemente» la actividad cultural, sobre todo este verano.

VARIOS DOBLES GRADOS, A LAS PUERTAS

Sobre la implantación de nuevos dobles grados, ha admitido que su Gobierno «está en ello», y aunque ahora la preocupación es terminar de desarrollar la decena de nuevas dobles titulaciones que están empezando a implantarse, hay varios planes de futuro.

Para ello, ha confesado que ya se están manteniendo reuniones, y aunque «no hay nada decidido», se está avanzando en que en el corto y medio plazo pueda haber más oferta en la UCLM.

NORMALIDAD ABSOLUTA Y AUMENTO DE ALUMNOS

En cuanto al inicio de curso, el rector ha asegurado que ha echado a andar con una normalidad «casi absoluta», salvo «pequeños inconvenientes provocados por «factores externos» que se han dado en el campus de Toledo y en la sede de Talavera, donde la DANA causó desperfectos que se han solventado de forma rápida, para que el curso arrancará con total normalidad.

Respecto a la incidencia del COVID en el funcionamiento académico, ha defendido que al igual que ya ocurrió en el segundo cuatrimestre del pasado año, y a diferencia de otras universidades del sistema universitario español, el porcentaje de presencialidad en las aulas regionales en este mes de septiembre ronda el 90%. «Hasta la fecha no ha habido ningún contagio o brote en las aulas. Tenemos contratado un equipo de rastreadores propios que informa a tiempo real», ha destacado.

El rector, que ha explicado que hay grados cuyo periodo de matriculación sigue abierto a fin de que nadie se quede sin estudiar cuando puede haber plazas libres, ha señalado que en este momento han sido un total de 5.757 los nuevos alumnos que han ingresado en este curso 2021-2022, frente a los 5.474 del pasado.

«Aunque este dato es muy provisional, lo normal es que vaya a mejor. Se trata de un dato importante porque hay que relativizarlo con el dato de estudiantes que aprobaron la Evaluación para el Acceso a la Universidad, porque esa es nuestra población de referencia».

«En Castilla-La Mancha aprobaron la EvAU 7.300 personas, pero el curso pasado la aprobaron 8.120. Este año tenemos el 77% de estudiantes en Primero de los que aprobaron la EvAU, frente al 67% de alumnos que la superaron el año pasado y se retuvieron», ha apostillado.

Dicho esto, ha añadido que, una vez acabe el periodo de matrícula, estudiarán qué número de los alumnos de nuevo ingreso pertenecen al distrito universitario de la región, porque eso va a dar el porcentaje que estudiantes que la UCLM es capaz de retener. «Evidentemente va a estar por debajo porque muchos de los que estudiantes son de otras comunidades», ha reconocido.

«Uno de nuestros objetivos principales es retener a muchos más estudiantes de los que hacen aquí la EvAU. El dato provisional de este curso es positivo porque hay más de 280 estudiantes más matriculados que el año pasado y, en cuanto al porcentaje de los aprobados en la EvAU, un 10 por ciento más», ha valorado.

No obstante, ha asegurado que el objetivo es incrementar esos porcentajes, pues si un chico o una chica no estudia en la UCLM hay muchas probabilidades de que no vuelva a trabajar a la región. «La universidad es una de las herramientas más potentes que tiene la región para luchar contra la despoblación, reteniendo además población con formación cualificada. Por eso supone un objetivo especial», ha insistido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here