La Clínica Dental del Dr. Quintana une la última tecnología con el trato más personal


Quintana 1

La Clínica del Dr. Quintana abrió sus puertas en febrero en la calle Ismael de Tomelloso. Carlos Quintana es un joven odontólogo, aunque suficientemente preparado, es especialista en Endodoncia, ha hechos dos másteres, se encuentra realizando el doctorado y da clases en la Universidad San Pablo CEU. La clínica conjuga la última tecnología con el trato más personal.

Carlos Quintana tiene una íntima e intensa relación con Tomelloso, llegó a nuestra ciudad a los 3 años y, desde entonces, no se ha separado de ella. Fue al colegio y al instituto aquí, de hecho, nos contaba que todos sus amigos son de Tomelloso. Lógicamente la carrera la hizo en Madrid y allí comenzó a trabajar, pero nunca ha perdido su contacto con esta ciudad; su familia sigue viviendo en Tomelloso.

Tras acabar la carrera hizo dos másteres, de Endodoncia y de Profesorado consiguió poder dar unas clases a alumnos de carrera «de una asignatura que se llama Biomateriales». La cosa fue bien, nos cuenta y ahora «doy clases en la Universidad San Pablo CEU a alumnos de quinto de carrera y también soy profesor del Máster de Endodoncia». Además, Quintana está realizando en Doctorado en Odontología «porque la Comunidad Europea pedirá esta titulación para poder dar clases». También imparte cursos, concretamente el pasado año dio en Madrid dos de Endodoncia.

«Entre mis alumnos y los compañeros siempre hago mucha publicidad de Tomelloso, de la comida, la bebida, de los paisajes, la cultura y las costumbres que tenemos aquí». Asegura que con regularidad invita a compañeros suyos «y hacemos catas de vino y comemos por aquí». En ese sentido, nos contó que está programando llevar a cabo, en noviembre y en Tomelloso un curso de Endodoncia con el Colegio de Odontólogos. Además, Quintana quiere aprovechar las jornadas para «llevarlos a una bodega a hacer catas de vino y a un restaurante que nos hagan unas gachas o unas migas».

Carlos Quintana tiene 33 años y tiene el provenir solucionado en Madrid «he tenido que dejar trabajos para abrir la clínica aquí en Tomelloso. Doy clases dos días y medio en la universidad y los otros dos días y medio trabajaba en cuatro clínicas». De momento, nos contaba, está compaginando la docencia con la clínica de Tomelloso «estoy de lunes a jueves por la mañana en Madrid, cuando acabo me vengo a Tomelloso y estoy aquí hasta el sábado».

Quintana opta por el emprendimiento, aún sin necesidad «llega un momento en que te cansas de trabajar para los demás y te planteas intentarlo». Y además, nos asegura, «sin ninguna ayuda y con una burocracia increíble». El odontólogo nos confesaba que «he gastado todos mis ahorros en este proyecto, he invertido todo y empiezo otra vez de cero». La clínica se abrió en febrero y es totalmente accesible, tiene rampa de entrada y las puertas con un ancho especial y el baño está adaptado.

Con respecto a otras clínicas odontológicas de Tomelloso, la de Carlos Quintana aporta «mi formación, como he dicho tengo dos másteres, doy clases y, además me estoy preparando el doctorado». Por otra parte «estoy continuamente investigando nuevos materiales y nuevas técnicas». En la Clínica del Dr. Quintana «aparte de hacer toda la odontología restauradora, todas las prótesis y todas las endodoncias, si tenemos algún caso complejo se estudia con algún profesor de mi universidad y viene aquí si es necesario. Nos traen las últimas tecnologías y avances de una universidad puntera sin que tenga que desplazarse el paciente».

La medicina en general y la odontología en particular está en continua evolución «siempre estamos investigando, es más, en el doctorado que estoy haciendo estudio como se resuelven algunos tipos de infecciones en los dientes utilizando el ozono, que es un material novedoso» Así, asegura que siempre esta investigando «las técnicas y tratamientos más novedosos y mejores para que el paciente se vaya lo más contento posible, le moleste lo menos posible. Y lo más importante, que se le quite el miedo al dentista».

La atención que ofrece la Clínica del Dr. Quintana no tiene nada que ver, nos relataba, con las franquicias dentales que abundan últimamente «es diferente, yo soy el responsable de toda la clínica, me responsabilizo de todos los tratamientos, no van a ver una cara diferente. Los profesionales que vienen de fuera son siempre los mismos y, aparte, son compañeros míos de trabajo». Manifestaba, en ese sentido «que es una pena lo que ocurre en España que para poner una clínica dental no tienes que ser odontólogo o médico».

Destaca la importancia relativa de las tecnologías, «las de diagnóstico, las radiografías, algunos tipos de aparatos para hacer implantes y endodoncias sí son muy importantes». Pero, sobre todo, con las prótesis «lo suyo es, aunque se tarde un poquito más, afianzar los trabajos y que no haya ningún problema». No obstante, señala «en cuanto a tecnología nosotros estamos en lo último. Las endodoncias las hacemos con motor, realizamos radiografías, todos los materiales que usamos son de última generación. Afortunadamente como los comerciales van a la universidad cuando sale algo nuevo, los profesores somos los primeros en enterarnos». En definitiva, nos aseguraba Quintana, conjuga la última tecnología con el trato más personal.

  • bodegas-verum-3.gif
    gif-kirira.gif