Salones Epilogo

La responsable sanitaria de la Clínica María Cristina de Tomelloso, Emilia Novillo Díaz, ha publicado su estudio de investigación en una de las revistas científicas más importantes, relevantes y de impacto en el ámbito de la oftalmología y la óptica, siendo el campo de investigación de Novillo Díaz el de la optometría. La publicación online donde está el estudio se llama ‘Contact Lens & Anterior Eye’ y el estudio de investigación se titula ‘Fitting success for three multifocal designs: Multicentre randomised trial’.

El trabajo de campo y la investigación ha durado cuatro años entre diseño de estudio, toma de datos y elaboración de resultados. La premisa de la que parte este estudio es que hoy en día para corregir la presbicia (imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos y que se debe a la rigidez del cristalino) a parte de gafas o corrección con cirugía también están las lentes de contacto. Querían ver si había diferencia en cuanto a éxito, es decir, si la gente mayor de 40 años estaba igual de cómoda con lentes de contacto multifocales que las menores de esa edad.

Vinicola Inline

Para ello se hicieron 3 diseños de lentilla y se vio el éxito, es decir, si una predominaba sobre las otras dos. Los usuarios que hicieron la prueba, 150 a nivel nacional en centros de toda España, ya eran usuarios asiduos de lentillas y así se evitaban el problema de intolerancia. También se tuvieron en cuenta parámetros psicosociales como ansiedad o estrés, es decir si la lente de contacto multifocal por su diseño puede provocar estos parámetros en las personas y si las puede llevar a abandono. Se tuvo en cuenta por otra parte la calidad de vida ya que “hay estudios que dicen que las personas con lentes de contacto tienen mejor calidad de vida que personas con gafa”, comentaba Novillo Díaz. Se hicieron test de ansiedad y calidad de vida contra el abandono de lentes de contacto multifocales.

“Hay gente que aun sabe que hay lentillas progresivas para personas presbitas, es decir, mayores de 40 años con las que se puede ver de cerca y de lejos. La mayoría de los diseños de lente de hoy en día se basa en lo que se llama la visión simultánea, que es un poco más curioso”, explicaba Novillo Díaz. “En un espacio muy pequeño de la púpila, de un diámetro está la graduación de lejos y la cerca, entonces el cerebro es el que elige en función de la necesidad. Por eso es el desarrollo de este estudio, como es a nivel cerebral puede influir que la persona sea más nerviosa o este más estresada”, comentaba Novillo Díaz.

Los resultados arrojados por este estudio determinan que no afecta la ansiedad a la hora de acepta este tipo de lente progresiva y en calidad de vida cualquiera de los tres diseños se adapta a unos buenos hábitos cotidianos. En cuanto a los diseños hay uno que se abandona más frente a los otros dos y entre los dos restantes no hay diferencias significativas. Ni la ansiedad, ni el estrés influye en ninguno de los tres diseños.

Aquí está el enlace del estudio: http://www.contactlensjournal.com/article/S1367-0484(17)30175-3/abstract

 

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here