La corriente Anticapitalistas de Podemos, el ala más a la izquierda del partido morado y a la que pertenece la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez; ha criticado duramente el acuerdo alcanzado entre el secretario general de la formación en Castilla-La Mancha, José García Molina, y el presidente autonómico, Emiliano García-Page, que supondrá la entrada de los ‘morados’ en el Gobierno regional, si lo respaldan las bases.

Los anticapitalistas siempre se han mostrado muy críticos con el PSOE y con la estrategia de “mano tendida” a la que Podemos ha recurrido en varias ocasiones, y que ahora ha recuperado. Así lo plasmaron en los documentos que defendieron en la Asamblea de Vistalegre II que celebró el partido en febrero para renovar su dirección y sus estatutos.

En aquel texto, la corriente liderada por Teresa Rodríguez y por el portavoz en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán, apostaron por un “un Podemos capaz de impugnar el régimen bipartidista” y “antagonista” en tanto que defienden “un proyecto contrario al que han defendido los partidos del régimen, siempre al servicio de las élites económicas”.

“NI MIMETIZARSE NI SUBALTERNIZARSE”

“Esto pasa por no mimetizarse, ni en la forma de hacer política ni en el proyecto y políticas que defendemos, con el PSOE y, por tanto, por no ser subalternizarnos. Esto, ya sea en los municipios o en las Comunidades Autónomas, y pasa por evitar acuerdos de mínimos que faciliten a medio plazo la vuelta a normalidad del viejo orden”, señalaban.

De este modo, tanto Urbán como los principales representantes de la corriente anticapitalista, incluido el diputado autonómico en las cortes castellanomanchegas David Llorente, han emprendido una dura campaña para rechazar ese pacto.

“¿PARA ESTO NACIMOS?”

“En Vistalegre II decidimos colectivamente que no había que subalternizarse al PSOE, Podemos vino para cambiar las cosas. Decidirán las y los inscritos”, ha lamentado Urbán en un mensaje en Twitter, recogido por Europa Press, tras hacerse público el acuerdo.

“Entrar en un gobierno con el PSOE de siempre, con esta relación de fuerzas, es subalternizarse. Para este viaje no hacían falta tantas alforjas”, ha criticado por su parte la diputada de la Asamblea de Madrid y portavoz de la dirección madrileña de Podemos.

A su vez, el también diputado en la Asamblea de Madrid Raúl Camargo ha avisado de que “volver a lo de siempre traerá los resultados de siempre: subalternidad, bajada electoral y crisis”. “¿Para esto nacimos?”, se ha preguntado Camargo, quien también ha aprovechado para recordar cómo se rompió el pacto de Gobierno que selló IU con el PSOE en Andalucía.

“Movimos ficha para impulsar una alternativa de cambio a favor de la mayoría social, no para conseguir sillones en el Gobierno de este PSOE”, lamentó Llorente en otro mensaje en Twitter tras hacerse público el acuerdo.

DIVISIÓN EN PODEMOS C-LM

El diputado anticapitalista de la región Davis Llorente ha reprochado este viernes al secretario general autonómico que no haya consultado de forma previa ni al Grupo Parlamentario ni al Consejo Ciudadano de Podemos Castilla-La Mancha el acuerdo alcanzado con García-Page.

Llorente, quien trató de disputarle sin éxito a García Molina el liderazgo de Podemos en la región en las primarias de mayo, ha criticado también que García Molina tendría que haber expuesto entonces a las bases cuál era su “verdadero objetivo” para que la militancia hubiera elegido.

“Mi posición siempre ha sido de clara oposición a entrar en el Gobierno de este PSOE. Se pueden llegar a acuerdos puntuales de investidura, de presupuestos y de otras cuestiones, pero desde la oposición, siendo fuerza alternativa”, ha defendido Llorente en una entrevista en CMM Radio, recogida por Europa Press.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here