En el Pleno de la Corporación de ayer, fue aprobada la Declaración de Emergencia Climática. El concejal del Área, Álvaro Rubio, reiteró la necesidad de actuar ante el cambio climático asegurando que da igual si éste es fruto “de la acción del hombre o de fuentes naturales”, porque lo importante es revertir la situación.

En sintonía con una sociedad sensibilizada por el medio ambiente y por el clima, y ante el clamor popular que la situación ha despertado, el Ayuntamiento de Tomelloso ha declarado la emergencia climática como una herramienta para solicitar más esfuerzos a las administraciones competentes y también seguir trabajando en la sensibilización y concienciación de la población de Tomelloso para mantener una buena salud medioambiental. El documento pretende informar sobre el cambio climático y el impacto que se sufre a nivel mundial y cómo repercute en Tomelloso en lo que tiene que ver con la reducción de recursos hídricos, la disminución de la fertilidad del suelo y la pérdida de biodiversidad y masa forestal, lo que se traduce, recuerda Rubio, “en la pérdida de recursos naturales que ponen en riesgo el futuro de la población”.

También recoge el documento el amplio abanico de medidas que está poniendo sobre la mesa el Ayuntamiento para paliar la situación. Según enumera el concejal, son medidas en eficiencia energética, medidas de concienciación medioambiental como la Agenda 2030, medidas orientadas al transporte público y movilidad sostenible, “todos ellos proyectos que llevan años desarrollándose y proyectos que saldrán adelante en el futuro”, ha explicado Rubio.

Los compromisos que adquiere el Ayuntamiento, son otro aspecto que recoge esta declaración como seguir potenciando la eficiencia energética, impulsar las energías renovables, fomentar la movilidad sostenible y la peatonalización de calles, aspectos, recuerda Rubio, que beneficia el medioambiente. El reto va a continuar con medidas que el concejal ha recordado como continuar ampliando las zonas verdes, apostar por la agricultura y el consumo de productos locales, cuidar los recursos hídricos, el suelo y la biodiversidad, compromisos también recogidos como medidas a ejecutar para paliar el cambio climático.

Teniendo en cuenta las escasas competencias municipales en estos asuntos, Rubio ha planteado interesantes retos de futuro que pueden beneficiar Tomelloso y C-LM como fomentar el transporte sostenible a través del tren con estaciones en poblaciones mayores de 20.000 habitantes, una planificación hidrológica nacional que vertebre todos los recursos del País y apostar por la investigación y la educación en materia energética y climática.

Ante todo esto, Álvaro Rubio tiene claro que “sin tener en cuenta el factor causante del cambio climático, somos la única especie que puede paliar estos efectos”, por lo que considera urgente “ponernos en marcha si queremos dejar un futuro adecuado a nuestros hijos o al menos, como el que ahora tenemos”.

En el apartado de ruegos y preguntas el representante del movimiento Jóvenes por el Clima de Tomelloso, Hugo Abad, agradeció su implicación a los grupos que apoyaron la declaración que, dijo, es un primer paso, “al que deben seguir más medidas concretas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here