Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Hay personas, que, para empezar, no merecen ese calificativo, seres mezquinos, que deben creerse por encima del bien y el mal, y que piensan, que esta pandemia no va con ellos. Su corto conocimiento les da para imaginarse inmunes. Y es que viven ajenos a la realidad, y mira que es difícil hoy en día, no ser consecuentes con lo que sucede, pues hay que tener la sangre muy fría, para dedicarte a tirar en la calle los guantes y mascarillas usados, con el alto peligro de contagio que conlleva.

Estos individuos, lo primero, deberían acudir a unas cuantas clases de educación, además de pagar una cuantiosa multa, de esas que duelen y no se olvidan, aunque esto, se que es complicado, ya que, por desgracia, es casi imposible pillarlos justo en el momento que se deshacen de ellos.



Estas fotografías son todas de Tomelloso, aunque no es solo un problema local, pasa en todos sitios por igual. Han sido tomadas en los últimos cinco días, durante el paseo con un menor, en edad de toquetear todo, así que imagínense la preocupación, si normalmente había que tener mil ojos, ahora necesitamos un millón.

Será difícil, pero ojalá y estas imágenes sirvan para tomar conciencia, y la gente, se lo piense, mucho, antes de cometer estos actos. Al igual que pasa con los cigarros, que también acompañan la imagen, si ya era reprochable tirar las colillas al suelo, ahora lo es mucho más por la gravedad que conlleva.



Por favor, antes de echar la culpa, a tal, o cual, pensemos en nuestros actos, pongamos el máximo sentido común en todas nuestras acciones, mucha precaución, y mucho cuidado con lo que se hace, sobre todo en espacios públicos. De nosotros depende frenar los contagios. Y si vemos un comportamiento censurable, no nos callemos, no podemos ir para atrás por cuatro personas despreciables.

 

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE

Santiago Apostol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here