Según informa el Consistorio de Tomelloso en un comunicado, la empresa redactora del Plan de Ordenación Municipal, Diaplan, ya ha realizado la entrega parcial de la documentación contratada a mediados de este año. Se trata de cambios que fueron consensuados con todos los grupos políticos municipales y que una vez sean revisados por los técnicos, volverán a ser estudiados en reuniones políticas para dar el visto bueno a la nueva versión del documento. Con esto se dará la salida para la nueva exposición y consulta pública y en última instancia su aprobación inicial.

 Los cambios más sustanciales suponen una reducción de los suelos residenciales propuestos en el documento original, señala el comunicado. Esto se traducirá en una reducción lógica de la proyección demográfica y del número de viviendas necesarias propuestas en el nuevo Plan. Así se produce un viraje del documento hacia una visión más realista en la previsión de crecimiento y de ajuste a los nuevos tiempos del urbanismo, donde es más importante regenerar tejido que especular con suelo.

Los polígonos industriales, en la nueva propuesta, serán mucho más cohesionados y tendrán un modelo de crecimiento más ajustado a las necesidades de Tomelloso. Por ello, aparecen diferentes modalidades de suelo industrial para ajustarse a todas las posibles demandas de parcelas de las empresas locales o aquellas que busquen instalarse, desde polígonos de gran parcela para grandes industrias, empresas agropecuarias o del sector logístico, hasta zonas para pymes e industrias escaparate. Con la nueva visión del entorno de SEPES, se busca así reforzar el polo estratégico de crecimiento que es la N-310 y la unión Tomelloso-Argamasilla de Alba.

Aparecen también suelos terciarios con compatibilidades industriales al norte de la N-310, en la zona del Centro Comercial. Con esto se busca tener disponibilidad para un posible crecimiento terciario y poder ofrecer suelos atractivos a empresas de mediana y gran superficie fuera del casco urbano consolidado. Todo ello, dejando la puerta abierta a que las empresas de otros sectores que ya están allí no vean estrangulado su crecimiento.

Estación de ferrocarril

La zona propuesta a urbanizar junto a la Avenida Príncipe Alfonso, también cambia la naturaleza de la calificación del suelo, y plantea un modelo de crecimiento con paseo peatonal o bulevar central, dejando la zona preparada como acceso a una posible estación de ferrocarril en el caso de que el Ministerio de Fomento decida integrar a Tomelloso en la red ferroviaria. También se crean suelos dotacionales que serán útiles para el Barrio San Antonio y para poder crear junto con el eje verde anteriormente citado, una zona de exposiciones y Ferias al aire libre para las empresas.

El documento además mejora en la protección del patrimonio, tanto en cuevas, bombos y chimeneas, como en fachadas y viviendas históricas, incluyendo catálogos y una ordenanza que regule mejor su protección y usos.



Errores iniciales

El actual equipo de gobierno, asegura el comunicado,  se encontró el Plan de Ordenación en un estado precario y “lleno de errores fruto de falta de trabajo y voluntad política del anterior gobierno municipal”. Además, continúa señalando la nota de prensa, se ocultó a los grupos políticos y a la ciudadanía, un documento de concertación con la Junta de Comunidades de C-LM que obligó a la paralización de su aprobación inicial al contener 20 páginas de errores y deficiencias a corregir.

A pesar de todo ello y más despacio de lo deseado —acaba la citada nota—, se está consiguiendo revertir la situación y darle a la ciudad el Plan de Ordenación Municipal que se merecen sus vecinos.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre