Este domingo, 8 de marzo, Tomelloso celebra el Día Internacional de la Mujer en un acto institucional en el que reconocerá la labor de dos mujeres empresarias de la ciudad. Por ello, desde enTomelloso.com hemos querido hablar con Rocío Díaz García, una de las figuras femeninas que recibirán este reconocimiento por encontrarse al frente, junto a su marido, de Mondema Artesanos y Artesa.

Una llamada telefónica por parte del Ayuntamiento sería la que avisaría a Rocío de esta buena noticia, quien se ha mostrado muy agradecida porque se ponga en valor el trabajo que llevan realizando tantos años. «Llevamos muchos años luchando, y poco a poco te vas dando cuenta de que estás ahí, que eres más visible que antes», comentaba.

Si bien es cierto que su trabajo es fundamental para Mondema Artesanos, Rocío ha querido dejar claro que «somos un pack», y que la empresa no sería la que es si no fuera por su marido, Juan Carlos.

Y es que Mondema comenzaba su andadura cuando Juan Carlos, que hasta entonces había estado trabajando en un taller de carpintería, empezó a poner en marcha este proyecto. «Me acuerdo que cuando tenía que lacar se bajaba la pistola abajo a su cueva», contaba Rocío, quien le ayudaba como podía con el papeleo. Fruto del interés de ambos en la restauración, las antigüedades y la artesanía, surgía la idea de unirse para montar un negocio de carpintería, pero que contase también con un elemento artesanal, de manera que crearan sus propias piezas.

Acudir a ferias como Farcama era muy común para ellos: «ese mundillo nos llamaba y decidí dejar mi trabajo de contabilidad e irme con él». Más tarde, a Mondema se uniría Artesa, su tienda de artesanía.

MUJERES EMPRESARIAS EN TOMELLOSO

Con respecto a las mujeres empresarias de Tomelloso, Rocío afirmaba que «somos super valientes». «Nosotros somos un pack y vamos tirando del tema, pero te das cuenta de la cantidad de tiendas que se abren y cierran, y yo flipo», ha comentado sorprendida, por lo que considera que «la gente es muy valiente en Tomelloso».

En ocasiones, Rocío también vive situaciones de discriminación en su trabajo por ser mujer: «en un taller de carpintería y siendo mujer, hay veces que te quedas sola y cuando viene alguien te preguntan por el jefe». Todo ello, porque dan por hecho que una mujer no puede estar al mando de este tipo de talleres, aunque Rocío ha demostrado claramente lo contrario.

A veces, incluso cuando saben que ella también es la jefa, quieren hablar con Juan Carlos por pensar que él puede saber algo que ella no, aunque esta situación suele vivirla más con personas mayores que con jóvenes. «Es verdad que las cosas van avanzando, pero las mujeres no estamos en la línea de salida, estamos un poco más atrás», añadía.

Sin embargo, Rocío sí que ha valorado nuevas medidas que se están llevando a cabo en la actualidad, como la baja por paternidad, de manera que así no sean solo las mujeres quienes deban «hacer malabares», ya que las mujeres que cuentan con un negocio propio deben hacer esfuerzos para conciliar su vida familiar y laboral.

A pesar de que en ocasiones los emprendedores tengan malas rachas, Rocío ha querido lanzar una recomendación para aquellos que quieran aprender un nuevo proyecto, y es que «las cosas las tienes que intentar, y más si te gusta mucho».

«Si te sale bien, vas a vivir mejor contigo mismo, y si te sale mal, puedes aprender de esta situación», ha añadido, ya que «el hecho de hacer algo que te gusta e ilusiona es muy importante, y vives mucho mejor».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here