La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) ha asegurado que «no hay colapso» en las funerarias a pesar del incremento en el número de fallecidos en España como consecuencia de la Covid-19 (565 nuevas muertes este miércoles y 724 el martes).

En concreto, según ha recordado, en los peores días de marzo y abril hubo casi 1.000 fallecidos y en la última semana algún día se han superado los 700. En Madrid están falleciendo del orden de 70 personas al día, las últimas jornadas, mientras que, según recuerda, en la primera ola se llegó a los 390 al día.

«Por tanto, estamos muy lejos de aquellas cifras», ha precisado. En todo caso, ha añadido que si en la primera ola, se concentró más en Madrid, Castilla y León o Castilla-La Mancha, en esta tercera ola el impacto «está más repartido» y «la Comunidad Valenciana es, a día de hoy, la única que tiene más fallecidos de media al día que los peores días de la primera ola, con en torno a 100 fallecidos».

Además, Gosálvez ha asegurado que el sector funerario está «mucho más preparado» que en marzo cuando la pandemia les cogió «desprevenidos». Ahora afirma que han «hecho los deberes, se han dotado de las medidas de seguridad, de equipos higiénico sanitarios, se han reforzado plantillas, y duplicado horarios y se ha primado la información permanente a las familias».

LAS PANDEMIA INCREMENTA LAS CREMACIONES: YA SON EL 60%

Por otro lado, la pandemia ha provocado un incremento en el número de cremaciones, que ya suponen el 60% del total, frente al año pasado, cuando no llegaban al 50%. «Pensábamos que las cremaciones llegarían al 60% en el año 2025», indica Gosálvez, al tiempo que explica que la pandemia «está cambiando un poco la opción de las familias», que eligen cada vez más la incineración frente a la inhumación.

Asimismo, Gosálvez ha recordado que el pasado lunes pidieron a la Dirección general de salud pública que incluya a los profesionales del sector funerario en el segundo grupo del plan de vacunación ante el aumento de contagios pues a finales de la semana pasada, había empresas funerarias en «algunas localidades» con «un 10% de profesionales contagiados o en cuarentena por contacto».

«El sector funerario es el último eslabón de la cadena de salud pública, no podemos permitirnos no estar operativos al 100%», ha zanjado el secretario general de Panasef.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here