Alvaro Rubio

Álvaro Rubio, el concejal de UPyD informa que desde que se puso la única dirección de la calle Domecq, muchos ciudadanos se han quejado por la falta de conexión de esta arteria de la ciudad pero también los propios vecinos de las calles aledañas se han visto sorprendidos por un excesivo trafico por calles que antes eran muy tranquilas.



Y es que a partir del cambio, el trafico de la calle Doña Crisanta a Glorieta María Cristina, no toma la calle Francisco Carretero como a priori cabe esperar, sino que toman las calles interiores de la urbanización de Domecq-Santa María y San Pablo. Como se aprecia son calles residenciales, estrechas en algunos casos y que ahora se toman a altas velocidades. Es necesario recordad que cerca existe un colegio y que estas calles sirven de esparcimiento a niños y niñas que salen de sus casas a jugar a la calle.

Y es que aunque entre los propios conductores rápidamente se encuentren otras soluciones, para el turismo que se deba “callejear” es hacer un flaco favor al turista que pretende llegar por ejemplo al museo Antonio López Torres.

El proyecto que demandó UPyD en 2013 y lo que se sigue demandando esta vez, es que se devuelva a su circulación natural, de doble sentido como una arteria que conecta la calle Independencia y Lepanto con Doña Crisanta, y que se elimine el aparcamiento, posibilitando en el futuro que amplíe la acera entre 30-50 cm a cada lado reconociéndole la importancia que tiene.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre