El presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, ha sugerido que «quizá» su homólogo castellano-manchego, Emiliano García-Page, no quiera hablar con él; afirmaciones a las que ha respondido el líder del Ejecutivo de Castilla-La Mancha asegurando que «el día que un político renuncie a intentar convencer por medio de la palabra se está equivocando».

«Quizás, teniendo en cuenta que nosotros somos un cáncer, quizá no quiera recibirme. El diálogo es algo interactivo», insistía Torra a preguntas de Carlos Alsina.

RESPUESTA DE PAGE



En un acto desde la localidad toledana de El Carpio de Tajo, García-Page salía al paso de las declaraciones del dirigente catalán. «El día que un político y un español renuncien a intentar convencer por medio de la palabra se está equivocando».

«Yo nunca renunciaré a intentar convencer de lo absolutamente ininteligente que es, en términos sociales e históricos, ese egoísmo que está detrás del independentismo. Lo digo con respeto y quien quiera pensar de otra manera, estupendo», ha apuntado.

Así, ha reiterado que «ojalá» pudieran convencerse «de palabra» y «sin tener que utilizar ningún otro mecanismo». «Por ese lado no tengo problema», ha zanjado el titular del Ejecutivo regional.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre