El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, junto a la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el alcalde de Poblete, Luis Alberto Lara, han inaugurado esta mañana la nueva ruta de Alarcos, que junto a la del VI Centenario tienen como fin dinamizar y potenciar el desarrollo turístico local.

Un proyecto impulsado por la institución provincial en torno a la recuperación de caminos y la creación de nuevas rutas de interés turístico-histórico y patrimonial,  con la señalización de las cañadas reales que atraviesan nuestra provincia.

Un proyecto que tiene un doble objetivo, por un lado el propio fomento de la práctica senderista, y por otro poner en valor dos hechos históricos para comprender la historia de Ciudad Real y de la vecina Poblete como son la concesión del título de ciudad a Ciudad Real hace 600 años y la propia Batalla de Alarcos.

Con una inversión de 30.000 €, estas dos rutas de 39 kilómetros cuentan con más de 200 hitos entre paneles explicativos y balizas de señalización.

El presidente de la Diputación de Ciudad Real además adelantaba la puesta en marcha de 45 nuevas rutas que sumarán 540 kilómetros, perfectamente señalizados, accesibles, reuniendo estos tres requisitos de paisaje, pedagogía y deporte. Una actuación que supone una inversión de casi 400.000 euros.

Caballero destacaba cómo cuando finalice este proyecto “tendremos en la provincia en torno a 750 kilómetros de rutas senderistas que, reuniendo el concepto de sostenibilidad, serán un atractivo enorme y seremos una de las provincias de España donde más esfuerzo se ha hecho en este sentido”.

Recorrido e historia. La ruta del VI Centenario, de 33 kilómetros, parte de la vía verde la Poblachuela, bordea la ermita de San Isidro de Poblete y posteriormente se dirige hacía el Yacimiento de Alarcos para por una senda bajar hasta la Fuente del Arzollar, y tras cruzar la N-430 y dirigirse a la Finca los Corrales bordeando el río Guadiana, dirigirnos hacía el Molino de Sancho Rey en dirección a la pedanía de Las Casas para desde esta población por su vía verde entrar a Ciudad Real.

Por su parte, la ruta de Alarcos, de 19 kilómetros, parte asimismo de la vía verde de La Poblachuela, y coincide con la ruta anterior hasta la fuente del Arzollar para posteriormente, a través del camino de Villadiego  y el centro de Hípica de La Poblachuela, volver por la vía verde a Ciudad Real.

La batalla de Alarcos tuvo lugar el 19 de julio de 1195, con el enfrentamiento de las tropas cristianas del reino de Castilla y las fuerzas almohades del califa Abū Yūsuf Ya’qūb al Mansūr (Yusuf II), a los pies del Castillo de Alarcos y supuso la derrota de los cristianos, que no se recuperarían hasta la batalla de las Navas de Tolosa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here