Los trabajadores de la Panificadora de Tomelloso se concentraron este miércoles a las puertas de la fábrica para reivindicar sus salarios y trabajo efectivo ante la situación en la que se encuentra el centro de trabajo, —con las máquinas precintadas por parte de Sanidad—, y sin explicaciones por parte de la empresa. Los empleados siguen acudiendo diariamente a su puesto, explicaron los sindicatos, sin poder trabajar. El cierre por parte de Sanidad ha sido “la gota que ha colmado el vaso”, de unas relaciones entre empresa y trabajadores “que dejan mucho que desear”  ya que, explicaron los representantes sindicales,  hay empleados que “llevan cinco o seis meses sin cobrar”.



David Vera, Secretario general de CCOO Industria Ciudad Real, califico de “difícil” la situación que viven los trabajadores de la Panificadora de Tomelloso. Con la concentración, explico, se exige a la empresa “una solución”, dado que se lleva desde el 24 de marzo con el precinto de Sanidad. Vera señaló que “así no se puede seguir”, señalando que es necesario llegar a “algún tipo de negociación” que propicie un entendimiento entre empresa y trabajadores “para que esta situación se solucione y les den alguna posibilidad a estos compañeros”, cerca de 40 trabajadores de Panificadora, más los de la otra empresa que gestiona los despachos de pan.

El pasado 24 de marzo, Sanidad precintó la zona de trabajo de la Panificadora, recordó David Vera, con aviso “de hace bastante tiempo”. El representante sindical explicó que “había bastantes zonas que limpiar dentro de la fábrica, había que llevar a cabo bastantes renovaciones” como la reforma del suelo, de las ventanas o de las paredes y, sobre todo, insistió “la limpieza, que dejaba bastante que desear”.

Esta situación “ha sido la gota que colmó el vaso”, dado que las relaciones con los trabajadores “dejan bastante que desear”. Así, explico Vera, hay empleados a los que “les deben bastantes nóminas”, personal que “viene a trabajar y se le adeuda bastantes cantidades”. Y, sobre todo, los representantes de los trabajadores piden una solución “porque la gente está viniendo a trabajar a las cinco de la mañana, sentados, sin hacer nada” porque la empresa no pone remedio a la situación. Exigen a la empresa que, de una vez por todas, solucionen la situación y que los trabajadores puedan poner fin a una situación insostenible.

Alfredo Nieto, Secretario de Organización de UGT Ciudad Real, añadió que la concentración era para decir a la empresa que “basta ya hacer de sufrir a los trabajadores”.  Para Nieto es inadmisible que los trabajadores acudan cada mañana a su puesto de trabajo y no puedan trabajar, sobre todo, cuando ellos no tienen responsabilidad y esta recae “exclusivamente en la junta directiva”. Se tenían que haber tomado medidas “hace muchísimo tiempo”, dijo Nieto,  y no haber llegado a esta situación “inadmisible”. El sindicalista manifestó que hay empleados que “llevan trabajando cinco o seis meses sin cobrar”. No obstante, UGT y CC OO “estamos esperando que nos convoquen a una reunión para negociar todo esto”. Para el representante sindical “no podemos pasar un minuto más” en esta situación, “hay que parar esto de alguna manera”.

Los sindicatos invitan a la empresa “a que nos convoque lo antes posible”  y adquieran, en primer lugar “un compromiso de que los trabajadores van a cobrar” y después “a ver qué solución plantean” para esta comunidad de trabajadores “altamente cualificada”. Nieto señaló a preguntas de los medios que había habido reuniones oficiosas con alguno de los trabajadores pero “así no funcionan las cosas”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre