jose ángel serrano

José Ángel Serrano afronta su primera campaña como presidente de Santiago Apóstol, la cooperativa hortofrutícola más importante de la región y la que más melón produce y comercializa. La planificación ha sido el eje de esta primera temporada —que gracias a la climatología, uno de los imponderables del campo— se ha adelantado dos semanas. Serrano y su junta directiva buscan alargar el tiempo de cosecha, evitando que el grueso de la producción se concentre en escasas semanas para poder mantener los precios estables.



Charlamos con el presidente de Santiago Apóstol, recientemente elegido portavoz de su sectorial en Cooperativas Agroalimentarias, del cambiante mercado del melón y la sandía. De la evolución de este cultivo social y de las previsiones para esta campaña, que a priori, parece más tranquila que la pasada.

José Ángel Serrano fue nombrado hace pocos días portavoz de la sectorial de melón y sandía de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, un reto más, asegura Serrano, con ganas de trabajar con Cooperativas, “entre todos aportaremos el trabajo y las ideas necesarias”.



La sectorial del melón y la sandía del órgano supracooperativo, lo forman cuatro cooperativas y una S.A.T., explicó Serrano.

Interprofesional del melón y la sandía



El presidente de la Cooperativa  Santiago Apóstol nos anticipa que a principios de este mes de agosto se pondrá en marcha  la Interprofesional del Melón y Sandía de Castilla La Mancha. Con ella, nos explica José Ángel Serrano se va a tratar de regular el sector del melón y la sandía, junto con la Administración. A ella están llamados la producción y el comercio, a través de sus organizaciones representativas en la rama profesional agraria, empresarial y cooperativa. Dicha Organización Interprofesional Agroalimentaria tiene encomendada, entre otras cuestiones, velar por una leal competencia en el sector y establecer mecanismos de regulación dentro de él para contribuir a su mejor conocimiento, eficacia y transparencia.

Apuesta decidida por la IGP Melón de La Mancha



José Ángel Serrano puso en valor la Indicación Geográfica Protegida Melón de la Mancha, que solo mantiene la cooperativa que él preside. La IGP es algo “realmente importante”, que nos hace diferenciarnos de otras regiones productoras. En ese sentido, Serrano destacó los reconocimientos recibidos por el melón “Tomil”, galardonado dos años seguidos con el Premio Gran Selección. La introducción del producto en los mercados está creciendo, aunque despacio. Serrano asegura que el melón acogido a la IGP es un producto de excelente calidad, mejor tratado y con más controles, pero que es necesario promocionarlo y que sea lo suficientemente conocido en los mercados y que éstos lo valoren en su justa medida.

La planificación como eje



Esta es la primera campaña de José Ángel Serrano al frente de la Cooperativa Santiago Apóstol, una de las primeras y principales cosas que han hecho, nos contaba, ha sido establecer una planificación de campaña. La campaña se ha adelantado diez días, con este adelanto y la planificación señalada, se ha logrado que en Santiago Apóstol, a estas fechas, se hayan recolectado y vendido un millón de kilos de melón. Con ello, señaló, han conseguido poner la fruta en el mercado  adelantándose al grueso de la campaña de La Mancha y conseguir enlazar con el final de la de Murcia.

Esta planificación va a permitir que Santiago Apóstol tenga este año cuatro meses de campaña, con una previsión de cosecha igual que la del año pasado, pero mucho más escalonada. Al no tener la producción agrupada en pocas fechas, pretenden conseguir que el mercado no se sature y los precios no caigan, nos explicaba el presidente de la cooperativa. Ha insistido en que es necesaria la planificación, desde el momento de la siembra, “si controlamos y planificamos en el mes de febrero, obtendremos resultados durante la campaña”.



Un 20 por ciento más de cosecha

José Ángel Serrano prevé un crecimiento en la cosecha de un 20 por ciento con respecto al año anterior, lo que supondrá la entrada de unos 12 millones de kilogramos de melón en la cooperativa que preside, manteniendo la misma producción de sandías.  En cuanto a la producción regional la estima en 300.000 toneladas de melón piel de sapo y 150.000 toneladas de sandía, esto significa que el melón se mantiene y la sandía baja un 12 por ciento.



La exportación como mantenimiento de la producción

Uno de los principales objetivos de José Ángel Serrano al frente de la Cooperativa Santiago Apóstol es la exportación, necesaria para que los socios de la entidad puedan mantener la producción, aseguraba. Serrano nos explicó que el consumo medio de melón en España es de diez kilos por habitante y año, ratio que difícilmente va a crecer más, aseveraba. Por el contrario hay países con medias de consumo de un kilo, o kilo y medio, susceptibles de crecer. En ese sentido, José Ángel Serrano aseguró que están trabajando en esos países, pero con la dificultad de que Murcia y Almería, llevan muchos años de adelanto vendiendo su producción fuera de España.

Línea de cebollas

Otras de las novedades que nos hace llegar José Ángel Serrano es la instalación de una línea de cebollas. Esta ampliación permitirá alargar la temporada de la cooperativa, ya que esa hortaliza se recolecta en nuestra zona  a partir de septiembre, almacenándola y pudiéndola manufacturar para vender a mercados “tan interesantes como Alemania y Reino Unido”  hasta abril.

Además, nos señalaba José Ángel Serrano, la Cooperativa Santiago Apóstol suministra pimientos y tomates a las principales conserveras nacionales, como Cidacos. En ese sentido, Serrano explicó que han aumentado la producción de tomate en cerca de un 40 por ciento.

Tecnología puntera

El melón ha sido un cultivo que ha evolucionado espectacularmente en las últimas dos décadas. Las casas de semillas han ido desarrollando los productos sugeridos por los productores. Las empresas de semillas, relataba Serrano, que ayudan  en la exportación, por ejemplo, desarrollando semillas de las que nacerán frutos de larga duración, de tal manera, que Santiago Apóstol que está exportando a Estados Unidos, puede hacerlo gracias a estas variedades.

La cooperativa tiene sus propios invernaderos, donde crean y desarrollan su planta, explicaba el presidente. El agricultor en cada momento puede ver su evolución y plantarla en el momento más conveniente. También disponen de un servicio técnico que asesora al productor en todo momento en cuanto a los productos, tiempo y todo lo necesario en el desarrollo de la planta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here