El Gobierno garantizará servicios públicos «esenciales» como los suministros de energía, agua y las telecomunicaciones durante el periodo de duración de la crisis provocada por el coronavirus.

En una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario celebrado por el Ejecutivo este martes para aprobar un Real Decreto Ley para hacer frente al impacto social y económico de esta crisis, Sánchez señaló que de esta manera se garantizan «los suministros esenciales a las personas más vulnerables».

El presidente del Gobierno ha anunciado la movilización de hasta 200.000 millones de euros, cerca del 20% del PIB español, de los que 117.000 millones de euros procederán íntegramente del sector público y el restante se complementará con movilización de recursos privados, en «la mayor movilización de recursos económicos de la historia reciente de España».

Así, el Ejecutivo prohibirá los cortes de suministros de electricidad, gas y agua a todos los consumidores vulnerables mientras dure el estado de alarma decretado para combatir la crisis del coronavirus.

Además, se procederá a la extensión del bono social, así como a la congelación de la bombona de butano y de la tarifa de último recurso (TUR) de gas natural, según señala la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en su cuenta de Twitter.

El real decreto del pasado sábado fin de semana por el que se decretaba el estado de alarma ya planteaba que el Gobierno podría tomar amplios poderes en materia energética -electricidad, gas e hidrocarburos- en caso de necesidad extrema.

En concreto, hacía alusión a las leyes del sector eléctrico y de hidrocarburos, que otorgan poderes al Ejecutivo en caso de situaciones críticas.

MEDIDAS ADOPTADAS YA POR LAS ENERGÉTICAS

En esta dirección de garantizar el suministro de servicios como la luz ante la crisis originada por el coronavirus, las grandes eléctricas habían ya adoptado medidas de manera voluntaria a finales de la pasada semana.

Así, Endesa ya adoptó la decisión de no proceder a ningún corte de luz por impago en el recibo ante esta situación excepcional motivada por la crisis del coronavirus.

Igualmente, Iberdrola ofreció fraccionar hasta en doce meses, y sin coste, los recibos de luz y gas a todos los clientes residenciales, pymes y autónomos que lo soliciten para aliviarles del impacto.

Naturgy también puso sobre la mesa aplazar el pago de los recibos de sus clientes pymes y autónomos y hacerse cargo del coste de los facturas de forma temporal y financiar a sus clientes a seis meses sin intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here