Felix

Fuente: lanzadigital.com



Los conductores de los dos camiones de la empresa castellanomanchega Transporte Félix que han sido abordados hoy en las cercanías del paso fronterizo de Le Boulou por viticultores franceses no han sufrido ninguna agresión y regresan a España, donde llegarán mañana a primera hora.

Así lo ha confirmado a Efe el gerente de la empresa socuellamina, Félix López, quien ha precisado que los dos camiones cisterna se dirigían a la comarca de Nimes y que uno de ellos, cargado con 25.500 litros de vino a granel procedente de la Cooperativa Decoop-Baco, de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ha sido vaciada íntegramente como medida de protesta, por considerar que hunden los precios.

Del segundo camión cisterna, que transportaba la misma cantidad de vino procedente de Bodegas Venta don Quijote, de El Toboso (Toledo) han vertido sólo unos 5.000 litros, ha precisado el responsable de la empresa de transportes que ha agregado que los conductores han permanecido en todo momento dentro de las cabinas ante la amenaza de los viticultores galos.

Los camiones y las cisternas en las que se transportaba el vino blanco no han sufrido ningún daño, ya que los agricultores franceses se han limitado a pintar en las mismas «Vino no conforme».

López ha subrayado a Efe que éste es el primer incidente que han sufrido en los casi 30 años que llevan transportando vino a Francia y ha cifrado las pérdidas del servicio en torno a los 5.000 ó 6.000 euros, ya que cada transporte de cada cisterna ronda los 2.500 ó 3.000 euros.

Respecto a las pérdidas que supone el vino vertido, Dcoop-Baco ha eludido pronunciarse.

Los viticultores que habían organizado la protesta son principalmente originarios del departamento vecino de Aude, que se quejan de la entrada de vino español a granel a precios que varían entre 30 y 40 euros por hectolitro, cuando los caldos franceses se sitúan entre 70 y 80 euros.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre