La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha participa en la iniciativa internacional “Spanish Rare Diseases Registries Research Network (Spain RDR)”, dirigida a incrementar la seguridad en el uso de fármacos. La participación de Castilla-La Mancha en este proyecto permite incrementar los conocimientos en esta materia y desarrollar nuevas estrategias de prevención.

Una de las prioridades de este proyecto es el estudio de la prescripción y el uso de medicamentos huérfanos en las enfermedades raras. Este plan es multicéntrico y patrocinado por diferentes entidades públicas, entre las que se encuentra la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha a través de la Dirección General de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo.edificio_de_la_consejeria_de_sanidad_y_asuntos_sociales



La consejería cuenta con la colaboración de los profesionales sanitarios de la región para  establecer la relación beneficio-riesgo de los medicamentos. A través de las notificaciones que ellos mismos realizan, se analizan, estudian y depuran los datos que más tarde se integran en los programas estatal (FEDRA), europeos (EudraVigilance) e internacionales de farmacovigilancia.

En el año 2012, se registraron y clasificaron 445 notificaciones de reacciones adversas a medicamentos procedentes de profesionales sanitarios y de la industria farmacéutica, de las cuales 268 fueron remitidas una vez evaluadas.  Un 15% se obtuvieron a través de estudios especialmente diseñados ante la introducción de nuevos fármacos y a través de la revisión de historias clínicas.



El pasado año se registró un incremento de la tasa global de notificación llegando a las 139 notificaciones por millón de habitantes.

Centro de Farmacovigilancia de Castilla-La Mancha



El Centro de Farmacovigilancia de Castilla-La Mancha permite conocer la seguridad de los medicamentos y  tomar medidas concretas,  que  incluyen incluso  la retirada del medicamento ante la aparición de reacciones adversas importantes.

Este centro es la fuente principal de información respecto a la seguridad de los medicamentos y asesora a los profesionales sanitarios sobre posibles reacciones adversas, también informa de las decisiones y medidas adoptadas desde organismos nacionales e internacionales.



Además gestiona y controla los ensayos clínicos con medicamentos en los que participa algún centro sanitario de Castilla-La Mancha, coordinando a los Comités Éticos de Investigación Clínica (CEIC) de  Castilla-La Mancha.

La farmacovigilancia tiene por objetivo la identificación precoz de nuevos problemas de seguridad que hayan  pasado desapercibidos en los ensayos clínicos y que se ponen de manifiesto en las condiciones reales de uso, cuando el medicamento es comercializado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre