20160318 TERMOMETRO ECONOMICO

La economía de Castilla-La Mancha mantiene su crecimiento en términos de Producto Interior Bruto (PIB), igualando el crecimiento medio de 2015 a nivel nacional y superándolo ligeramente en el último trimestre.



Así lo refleja el Termómetro Económico de Castilla-La Mancha correspondiente al cuarto trimestre de 2015, elaborado por la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y la Universidad regional (UCLM) a través de la Cátedra de Innovación y Desarrollo Cooperativo y Empresarial.

Los datos más relevantes fueron presentados en Toledo por la directora de la Fundación, Ana López-Casero, la vicerrectora de Relaciones Internacionales y Formación Permanente, Fátima Guadamillas, y el profesor Mario Javier Donate-Manzanares, del área de Administración de Empresas de la UCLM y coordinador del Termómetro.

Junto a ellos estuvo el director de Calidad de la planta de Airbus en Illescas, dedicada a la fabricación de materiales compuestos de alta tecnología, Raúl Rojo, dentro de la aportación especial, en cada número del Termómetro, de sectores que aportan valor añadido a la estrategia regional, en este caso el aeronáutico.

El Boletín extrae sus datos del análisis de seis variables: oferta, demanda interna y externa, sector público, mercado de trabajo, precios y salarios y actividad financiera empresarial.

López-Casero resumió los principales datos del trimestre en que Castilla-La Mancha sigue en proceso de recuperación económica, lo que se refleja en crecimientos de Producto Interior Bruto (PIB) e incrementos en exportaciones, turismo y servicios, mientras que el índice de confianza empresarial se estabiliza en contraste con la subida de este indicador en los últimos trimestres.

Por contra, los datos menos positivos aparecen ligados a la actividad industrial, más ralentizada, y la tasa de paro, que aunque desciende un poco en ese periodo sigue manteniendo toda la atención de la región.



Datos desglosados

Según explicó el profesor Mario Donate, la confianza empresarial se estabilizó con respecto al trimestre anterior y sigue situándose en un nivel alto, mientras que la actividad industrial se frenó levemente, reflejándose en una caída del Índice de Producción Industrial, especialmente en la partida de energía.

Sin embargo, el sector servicios repuntó en su evolución intermensual al final del trimestre y sigue creciendo con respecto al mismo periodo de 2014.

Como dato destacado, el turismo creció notablemente en términos interanuales en el cuarto trimestre, aunque con diferencias de tendencia en cada uno de los meses de dicho periodo.

Por su parte, la evolución de las ventas en el comercio minorista presentó cifras interanuales dispares.

Otro indicador positivo es que tanto las exportaciones como las importaciones crecieron de forma notable en Castilla-La Mancha durante el cuarto trimestre en tasa interanual.

Igualmente, la tasa de paro cerró el año en la región en el 24,97%, con un número de ocupados y tasa de actividad que descendieron levemente con respecto al trimestre anterior.

El coordinador del Termómetro auguró una evolución positiva de la región para 2016, quizás algo más moderada que en 2015, a la vista de los datos de enero y febrero que se están recopilando, aunque recomendó esperar a que cristalicen las políticas que se están aplicando para dar conclusiones definitivas.

Labor didáctica y divulgativa

Por su parte, la directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha recordó que uno de los objetivos del Termómetro es que la información económica en él recogida llegue a toda la región y haga una labor didáctica y divulgativa.

El principal propósito, dijo, es “aportar información de inteligencia económica clara, concreta, rigurosa, sencilla y objetiva sobre determinados indicadores que reflejan la temperatura y la dinámica económica de Castilla-La Mancha”.

López-Casero agradeció la colaboración en el termómetro de este trimestre de empresas como Airbus y Jupa, S.A., “punteras en innovación y tecnología en la región, que dedican mucho esfuerzo en I+D y son referencia a nivel internacional en cuanto a innovación, tecnología y desarrollo de recursos humanos con una alta cualificación, que han elegido Castilla-La Mancha para desarrollar su proyecto empresarial”.

Airbus

Por su parte, el director de Calidad de Airbus aseguró que el sector aeronáutico es “vital” en Castilla-La Mancha y así lo entiende Airbus, que está “absolutamente comprometida” con la Investigación, el Desarrollo y la innovación (I+D+i), ya que una compañía sin ello “está abocada a no tener futuro”.

A su juicio, “una inversión en I+D+i provoca aumentos de productividad, crecimiento de empresa y de los retornos que proporciona dicha empresa a las Administraciones y a la sociedad”.

Según Raúl Rojo, la planta de Airbus en Illescas es pionera en el uso de materiales complejos termoestables para la fabricación de estructuras de aviones comerciales.

El 60% del consumo mundial de fibra de carbono que realiza Airbus se fabrica en la planta de Illescas, motor para la economía local y la propia empresa, que cuenta con personal altamente cualificado, ya que “ninguna industria moderna está interesada en mano de obra barata”, aseveró.

Ochocientas personas con empleo directo trabajan en esta fábrica y alrededor de 1.000 personas adicionales en empleos indirectos.

Rojo remarcó que “la industria necesita I+D+i procedente de fuentes públicas y privadas para garantizar un futuro muy prometedor no solo en la industria aeronáutica, que está creciendo a pesar de la crisis, sino en todas las demás”.

En sintonía con todos ellos, la vicerrectora Guadamillas resaltó la importancia de unir a la Universidad, Airbus y la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha “bajo la firme convicción de la necesaria colaboración entre instituciones y empresas en el desarrollo de la región y la generación de riqueza y empleo de calidad”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre