Cristina Maestre_091013

El PSOE ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha enviado una carta a 226 familias de la región con bajos ingresos económicos informándoles de que si no proceden al pago de la deuda, se promoverá un procedimiento dirigido a la extinción del actual contrato de arrendamiento de su vivienda de protección pública propiedad de la Junta de Comunidades y su lanzamiento.



De este modo, tal y como indica la carta, las viviendas quedarán a disposición de otras familias con necesidades de un hogar dispuesta a pagar regularmente el recibo de alquiler. No obstante, la misiva advierte a los inquilinos deudores que pueden solicitar a la Consejería de Fomento, en el plazo de un mes desde la recepción de esta comunicación, el aplazamiento de la deuda durante 12 meses, y en su caso, también el fraccionamiento de la misma.

Así lo ha puesto de manifiesto la portavoz del PSOE en la región, Cristina Maestre, quien ha indicado que hasta el momento los socialistas tienen constancia de que 226 familias «pobres, que no pueden pagar ni la comida de sus hijos, ni sus estudios, ni la luz ni el agua» han recibido esta carta, siendo 101 procedentes de Ciudad Real, 66 de Albacete, 44 de Toledo y 15 de Cuenca.

Maestre ha indicado que estas familias no tienen con la administración «deudas poderosas» porque pagan al mes «unos 60 u 80 euros de alquiler». «No tienen ni para comer y están esperando a que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, les dé un trabajo, saque un plan de empleo urgente o les dé algún tipo de ayuda de emergencia», ha subrayado la dirigente socialista.

Asimismo, la portavoz socialista ha calificado de «macabra» la carta enviada a estas familias que «viven en la extrema indigencia» y ha apuntado que se trata de una misiva «casi amenazante» en la que, en el proceso de un mes, «o pagan o se tienen que ir a la calle», al tiempo que ha criticado la moratoria de 12 meses que da la Junta porque, a su juicio, supone «alargar la agonía a estas familias».

Finalmente, Maestre ha afirmado que el Gobierno de María Dolores de Cospedal es un «gobierno inhumano, frío y que odia a las familias pobres de la región porque se ensaña con ellas».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre