El nuevo decreto de planificación farmacéutica y requisitos, personal y autorizaciones de las oficinas de farmacia y botiquines en Castilla-La Mancha, que permitirá abrir nuevas oficias en la Comunidad Autónoma, dando prioridad a las que se ubiquen en zonas rurales, entrará en vigor el próximo mes de abril.

A efectos de ordenación territorial de las oficinas de farmacia, el decreto establece que en todos los núcleos de población de cada zona farmacéutica de Castilla-La Mancha podrá existir al menos una oficina de farmacia, siendo su número máximo de una por cada 1.900 habitantes.



Una vez cubierto ese módulo, podrá establecerse una nueva oficina de farmacia siempre que el resto de población que resulte de dividir los habitantes del núcleo de población por 1.900 supere los 1.600 habitantes.

El decreto prevé el establecimiento de botiquines permanentes en aquellos núcleos de población que no cuenten con una oficina de farmacia; y en caso de que se instale una oficina de farmacia, el botiquín deberá ser automáticamente cerrado. También se podrán autorizar botiquines de temporada por razón de concentración de población.



El nuevo texto recoge que todas las oficinas de farmacia deben disponer de teléfono, correo electrónico y acceso a Internet.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre