26.4 C
Tomelloso
sábado, 13 julio

La ropa táctica

La ropa táctica/militar ha dejado de ser utilizada sólo por un reducido grupo de usuarios que normalmente la utilizaban para su trabajo o para actividades al aire libre bastante especializadas, como la supervivencia, la caza, el paintball o los juegos de airsoft. Cada vez más, la durabilidad y funcionalidad de la ropa táctica es apreciada también por el resto de la población consumidora, y se utiliza para situaciones cotidianas. Los fabricantes también se dirigen hacia nosotros y están dispuestos a utilizar diseños que no se asocian tan estrechamente con el mundo militar. Así que veamos qué prendas de ropa táctica podemos elegir y cuándo merece la pena optar por ellas.

Ropa exterior militar

Las chaquetas tácticas se adaptan muy bien a condiciones climáticas adversas, como fuertes vientos y aguaceros, como fuertes vientos o aguaceros, por lo que se utilizan en muchos ámbitos, como el airsoft. Protegen contra las bajas temperaturas y la lluvia, gracias al uso de capas especiales de materiales o membranas. Al mismo tiempo, son ligeras y garantizan una buena circulación del aire, y al mismo tiempo son muy duraderas y resistentes a los desgarros, también gracias a los materiales de los que están hechas.

En cuanto a las prendas para la cabeza, disponemos de modelos para los meses más cálidos -sombreros y gorras de béisbol-, así como gorros de invierno, capuchas y pasamontañas. También éstos se fabrican con materiales reforzados y se procura que absorban bien la humedad o protejan del sol, según el uso que se les vaya a dar.

Ropa para la parte superior del cuerpo

Las camisetas tácticas son la prenda más cercana al cuerpo, por eso es muy importante que sean lo más cómodas posible. Los modelos avanzados utilizan materiales de secado rápido o iones de plata para evitar la multiplicación de bacterias. Tienen la cantidad adecuada de elasticidad, para que se adapten al cuerpo, pero gracias a la tecnología sin costuras o al uso de costuras planas, no causan irritaciones. Con una camiseta como ésta, es posible estar activo todo el día y seguir sintiéndose cómodo al final del día.

Cuando hace más frío, siempre se puede llevar una sudadera táctica encima de una camiseta, y hay muchos modelos entre los que elegir. Con o sin capucha, ceñidas y más holgadas, de forro polar, poliéster o algodón. Cada uno puede elegir por sí mismo la sudadera que mejor se adapte a sus necesidades.

Pantalones y calzado táctico

Los pantalones son una de las prendas más populares de la ropa militar. Esto se debe principalmente a su alta funcionalidad, que consiste en todo un sistema de bolsillos más pequeños y grandes, así como a la posibilidad de ajustarlos a la silueta, con la ayuda de ajustadores de velcro en la cintura y las piernas. Evidentemente, los pantalones tácticos también están hechos de materiales resistentes, que a menudo están reforzados adicionalmente en zonas estratégicas, por ejemplo, en las rodillas y las nalgas.

Por último, hablaremos de las botas tácticas, que están diseñadas para proporcionar estabilidad en terrenos irregulares. Las suelas antideslizantes y las plantillas/almohadillas sirven para este fin. A menudo, estas botas son impermeables y están reforzadas adicionalmente para proteger contra las lesiones.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí