39.2 C
Tomelloso
miércoles, 24 julio

Una Administración moderna para ser motor de cambio y de progreso en Castilla-La Mancha

Artículo de opinión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con motivo del Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública, el 23 de junio

Castilla-La Mancha es una extensa región, con una superficie cercana a los 80.000 km² y una población repartida entre los 919 municipios que componen nuestro territorio, lo que para el Gobierno regional supone un importante esfuerzo a la hora de mantener la calidad de los servicios públicos que se prestan a la ciudadanía y de garantizar el acceso a los mismos, independientemente del lugar en el que se resida.

Una ardua tarea que, en nuestra apuesta por la cohesión social y la igualdad de oportunidades, nos ha llevado a impulsar un ambicioso proceso de modernización de la Administración autonómica, que hemos afrontando con más personal, medios e infraestructuras, incidiendo especialmente en los servicios públicos fundamentales, es decir, la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Este proceso tiene como principal objetivo fortalecer nuestro Estado del Bienestar y lo estamos llevando a cabo de la mano del personal empleado público, al que hoy, 23 de junio, queremos felicitar por su labor, aprovechando la conmemoración del Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública, instaurado para reconocer la contribución de estos trabajadores y trabajadoras al desarrollo de nuestra sociedad.

Para ello, en Castilla-La Mancha hemos abogado por consolidar el empleo público, con la aprobación de sucesivas ofertas de empleo en los diferentes sectores: Educación, Sanidad y Administración General. Unas ofertas que nos han permitido ser una de las comunidades autónomas con menor tasa de interinidad, además de ofrecer posibilidades de encontrar trabajo en la función pública y de mejorar la calidad de los servicios que se prestan a la población, al dotar a las plantillas de mayor estabilidad e incentivar su desarrollo profesional.

Pero si hay algo que, por encima de todo, ha caracterizado este proceso de modernización ha sido el fuerte impulso que desde el Ejecutivo regional estamos dando a la transformación digital de nuestra Administración con el fin de garantizar el acceso a los servicios públicos en condiciones de igualdad en todo el territorio.

Esto demuestra que la cultura de la innovación no solo se circunscribe a la empresa privada, sino que también se da y se fomenta en el sector público, desde donde hemos apostado de manera decidida por desarrollar nuevas herramientas de trabajo para acercar los servicios públicos a la ciudadanía, sea cual sea su lugar de residencia, y ofrecerle un trato más eficaz y personalizado, acorde a sus necesidades y demandas.

En el Gobierno de Castilla-La Mancha estamos avanzando hacia una gestión cada vez más digital, inclusiva, sostenible y a la vanguardia, dotándonos de una organización más ágil y flexible. Y este camino hacia la modernización lo estamos recorriendo junto al principal activo que tenemos: nuestro capital humano. Mujeres y hombres comprometidos con su labor, que dedican su vida profesional a ser servidores públicos y que son claves para convertir a la Administración en motor de cambio y de progreso en nuestra Comunidad Autónoma.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí