22 C
Tomelloso
miércoles, 17 abril

La IGP Cordero Manchego no ha tenido problemas con la viruela pero admite que están «muy asustados»

El presidente de la IGP Cordero Manchego ha explicado que, a pesar de no tener casos, las medidas son "claras y para todo el mundo las mismas"

El presidente de la Identificación Geográfica Protegida (IGP) Cordero Manchego, Pedro José Durán, ha asegurado que las explotaciones de la IGP no han tenido «ningún problema» por la viruela ovina y caprina pero ha asegurado que la situación es de «incertidumbre total» y todos los profesionales están «muy asustados».

El presidente de la IGP Cordero Manchego ha explicado que, a pesar de no tener casos, las medidas son «claras y para todo el mundo las mismas», por lo que ha considerado que esta situación podría ser «la puntilla» para el sector si se alarga, aunque cree que si no lo hace «no será una cosa muy dura».

En todo caso, ve «una locura» la cantidad de sacrificios de animales que ya se ha llevado a cabo, aunque ha reconocido que el problema es que el protocolo «viene de arriba» -de la Unión Europea-. «Tenemos dos elecciones, o se sacrifican los animales que den positivo o nos cierran la frontera», ha explicado.

En este sentido, ha comentado que a los ganaderos les gustaría poder «flexibilizar» estas condiciones y esperar a ver si llegasen vacunas o se pudiesen establecer cuarentenas antes de sacrificar a los animales. Así las cosas, ha considerado que si una explotación tiene un positivo «es posible que no vuelva» a ponerse en pie en la mayoría de casos.

Además, Durán ha puesto el foco en que lo que más daño va a hacer al sector es que no se pueden enviar los corderos a cebar. «El problema de los cebaderos va a ser enorme, se van a quedar vacíos», ha apuntado, máxime teniendo en cuenta que la región tiene «los mejores operadores de España» en este sentido y aquí llegan corderos de otras regiones para cebar.

SOBRECOSTE

Además, ha añadido, otra cuestión provocada por la prohibición de enviar animales a los cebaderos va a ser «el sobrecoste de alimentar a esos animales» en las explotaciones.

Finalmente, Durán ha calificado de «muy insuficientes» las ayudas puestas a disposición de los ganaderos ya que, ha abundado, en caso de comprometerse a volver a criar animales podrían recibir unos 180 euros por animal mientras que en una ganadería como la suya el coste de hacerlo es de unos 350 o 400 euros.

En cualquier caso, el presidente de la IGP Cordero Manchego ha afirmado que la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural está «luchando muchísimo» para que se puedan aumentar esas ayudas, aunque no depende de ella. «Está claro que con lo que nos dan no vuelves a montar otra ganadería», ha lamentado.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí