Durante el pasado mes, el Partido Popular de Tomelloso denunciaba la futura privatización de los servicios de Ayuda a domicilio y Comida sobre ruedas en el municipio, que comenzaría a aplicarse a partir del 1 de enero. Sin embargo, el PSOE defendía que la gestión seguiría en manos de Servicios Sociales.

A tan solo 4 de enero, el portavoz del PP de Tomelloso, Javier Navarro Muelas, ha asegurado que ya han recibido quejas sobre el nuevo servicio, que ha sufrido un recorte de horarios de atención a usuarios de media hora, aunque la tasa de pago sigue siendo la misma. Además, algunos trabajadores han reclamado que no cuentan con el material de protección básico necesario para dar un buen servicio.

Para Navarro, esto pone de manifiesto una de las mentiras de la alcaldesa, Inmaculada Jiménez, quien prometió que no se modificaría el servicio. Asimismo, con respecto al poco o nulo material que la empresa ha proporcionado a las trabajadoras, el portavoz municipal asegura que estas acuden a los domicilios “con ropa de calle, sin apenas guantes y mascarilla, sin batas ni calzado adecuado”.

Ante esta situación, la formación señala a un único culpable: el gobierno de Inmaculada Jiménez. ¿Las razones? Por haber tomado la decisión de privatizar el servicio y por hacerlo con “oscurantismo”. De hecho, las trabajadores del servicio se enteraron tras la denuncia del PP, y los usuarios a través de las redes sociales o de las propias trabajadoras.

A estas razones se suman el cambio de servicios “con prisas y escaso tiempo”, lo que ha impedido que la empresa haya estudiado a los usuarios para poder equipar a sus trabajadoras; y por mentir y negar la privatización y asegurar a los usuarios que nada cambiaría.

“Jiménez lleva la mentira como hilo conductor en la forma de gobernar la localidad”, ha afirmado, reclamando que “debe dar la cara y no empobrecer estos servicios”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí