Un hombre ha sido condenado a cinco años y cinco meses de prisión por los delitos continuados de abuso sexual, de child grooming y por exhibición de material pornográfico a una menor, mientras vivía en la misma casa que ella en Tomelloso.

Según la sentencia, la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha considerado probados todos estos delitos, por lo que le impone también al acusado la prohibición de comunicación con la víctima por cualquier medio o procedimiento, directo o indirecto o por terceros, así como acercarse a una distancia inferior a 200 metros a su domicilio, lugar de trabajo o estudio por tiempo de 6 años.

También le impone la pena de libertad vigilada durante cinco años a cumplir con posterioridad a las penas privativas de libertad.

La sala de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha considerado probado que, entre septiembre de 2019 y enero de 2020, el acusado, que compartía domicilio con la madre y la menor, dado que mantenían una relación familiar lejana, con ánimo de satisfacer su deseo libidinoso y consciente de la edad de la menor, entabló una relación de cierta confianza con ella, con el fin de abusar sexualmente de ella.

360 Alrededor de la Dependencia

Para ello, aprovechaba las ausencias de la madre del domicilio por razones laborales, para a través de la confianza con la menor, que se tornó en cierta intimidad, y las malas relaciones existentes entre madre e hija, abusar de la menor.

De la misma manera, aprovechando tal relación y con igual ánimo libidinoso, en el mismo período, logró convencerla para que ésta realizase grabaciones de ella misma, que posteriormente le envíaba por mensajes de WhatsApp.

Bogas Bus

Igualmente, el acusado remitía a su teléfono grabaciones íntimas de él, pidiéndole a la menor que borrase los vídeos y los mensajes de WhatsApp para no ser descubiertos. 




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí