El panorama vitivinícola de La Mancha en 1961 era muy distinto al actual. Tomelloso entonces dependía totalmente de la demanda de alcohol vínico del mercado, y de la menos importante demanda de vino. En esas circunstancias históricas, 15 viticultores locales decidieron formar una bodega cooperativa, algo que por entonces era muy poco común, pero contra viento y marea, el proyecto siguió adelante, y este 23 de julio de 2022 ese proyecto ha celebrado su 60 cumpleaños en una posición qué sus socios fundadores jamás hubieran podido imaginar. Esa pequeña cooperativa de 15 socios, 60 años después tiene cerca de 3.000 socios, es la bodega más grande de Europa en producción, y será difícil que alguna la supere en los próximos años.

Eran suficientes razones para celebrar tal aniversario, y la bodega-almazara Cooperativa Virgen de las Viñas, y la junta directiva, con Rafael Torres al frente, a celebrado un evento acorde con la ocasión. Ante casi 2.000 personas, es posible que incluso fueran exactamente 1.961 personas, quizá los astros se hayan conjugado para hacer de esta celebración algo especial.

El acto ha estado conducido por la periodista y presentadora de CMM, Marina Moreno y han intervenido Rafael Torres, presidente de la entidad, la alcaldesa de Tomelloso Inmaculada Jiménez, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, el consejero de agricultura Francisco Martínez Arroyo, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Todos han coincidido en el increíble logro que supone conseguir ser una de las empresas de transformación agroalimentaria más importantes del mundo, alabando el espíritu de trabajo, responsabilidad, organización y unidad del colectivo social de la cooperativa.

También se ha recordado y homenajeado a algunos socios miembros de la Junta Rectora de los últimos 10 años. Después del acto ha habido un masivo catering en el que todo el entramado social de la cooperativa (y por consiguiente, de Tomelloso), en un gran ambiente distendido, ha intercambiado conversaciones, tragos de vino, y como colofón, han bailado al son de los ritmos de una orquesta, en una noche calurosa, que en gran el patio de los descargaderos de esa enorme bodega, ha permitido una ligera brisa, que nos ha hecho olvidar el calor, porque hoy tocaba festejar 60 años de la historia social de Tomelloso.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí