Imagen de archivo

El jueves nos desayunamos con ese vídeo indignante, bochornoso. Ese vídeo de una jauría violadora, que nos habla de la sociedad de hombres que estamos educando, porque son estudiantes que viven en el colegio mayor «Elías Ahúja» (no sabemos si este tipo de comportamientos son para honrar su memoria).

Pablo Casado escribió un artículo en el año 2000 hablando de «cazar cerdas y zorras» cuando el dirigente del PP iba a ese mismo colegio mayor.

Parece que la misoginia y la violencia contra las mujeres es algo normalizado en esa institución y el primero que tendría que dimitir es el director por permitirlo (lleva años repitiéndose esta “tradición” contra “las niñas”, como ellos las denominan), aparte de expulsar a todos esos degenerados. Cerca de una centena asomaban por esas ventanas, poca broma y ninguna gracia que de ahí saldrán futuros médicos, periodistas, abogados, políticos… Esa expectativa pone los pelos de punta.

Después de todo el revuelo mediático ahora hablan de que están arrepentidos y que quieren que les den cursos de igualdad. Seguramente sólo porque les van a expulsar por exteriorizar lo que piensan y lo que sienten, porque lo del arrepentimiento no nos lo creemos. ¿Qué educación han recibido estos hombres? ¿Qué valores les han transmitido humillar, violentar y amedrentar a las mujeres? ¿Qué valor tiene la palabra de unos animales que gritan todo eso? Cero.

Es un buen día para que todos los hombres que estáis en contra de estas abominaciones y hartos de estas violencias machistas os manifestéis en la calle para arrinconar a toda escoria machista y poner distancia con ellos.

Las mujeres estamos hartas de poner nuestros cuerpos para que algunos os saquéis fotos «salva conciencias». Lo mismo es el momento de que empecéis a cuestionar al machista que tenéis al lado y dejéis de blanquearlo con vuestro silencio.

AQUALIA

¡¡Abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer!!

¡¡Arriba el feminismo que va a vencer!!!




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí