Querido amigo Ramón:

Aunque haya pasado ya algo de tiempo, aún me duele escribirte estás palabras porque no deberías haberte marchado tan pronto, todavía tenías mucho bueno que enseñarnos y regalarle a la sociedad, como tu siempre hacías.

Me hubiese gustado haberme despedido de ti como era debido, pero desgraciadamente por la situación que sufrimos, nos fue imposible, tampoco me sentía lo suficientemente preparado para escribirte las palabras que hoy estoy dedicándote.

Aún así, he decidido que hoy, en el día que cumples 65 años, y si digo cumples es porque aún estás vivo para muchos de nosotros, quiero agradecerte lo mucho y bueno que has aportado a la gente que te ha rodeado, y en particular a mi.

Miro hacía atrás y me acuerdo de cada consejo y cada palabra que me decías, sin esperarlo, aunque llevásemos varios días sin hablar, nunca faltaba un “adelante campeón”, has dejado una huella imborrable en nosotros amigo.

Te conocí en el colegio público José Antonio, “Maternidad”, nuestro colegio de siempre y que con tanto orgullo siempre abanderabas allá por donde ibas, con el paso del tiempo coincidimos en alguna actividad más, hasta que un día tomando café surgió la idea de organizar algo juntos, y de ahí salió la Velada de Monólogos a beneficio de Cáritas Tomelloso que tanto público ha congregado siempre en beneficio de las personas que más lo necesitan.

Ojalá y tuviésemos muchas más personas como tú en la sociedad, nos iría mucho mejor, de hecho hay una cosa en la que todos coincidimos y es que fuiste, eres y serás, un gran hombre y sobre todo una buena persona, en todas las etapas de tu vida ayudabas a los demás sin esperar nada a cambio, y eso te hará grande eternamente.

En nombre mío y del pueblo de Tomelloso, FELIZ CUMPLEAÑOS AL CIELO!!!

Carmelo Ordóñez Benito




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí