El director general de Ayuda a Domicilio del Gobierno de Castilla-La Mancha, Chesco Armenta, ha ofrecido datos del servicio en la Comunidad Autónoma para poner en valor el incremento en el mismo desde el año 2015, detallando que desde el año 2015 se han incorporado a más de 1.000 usuarios al año, pasando a más de 24.000 al cierre de 2021, un impulso a la ayuda a domicilio que también ha supuesto mejorar la financiación para la región.

Así lo ha puesto de manifiesto en comisión parlamentaria, donde ha señalado que en junio de 2015 había algo más de 7.100 prestaciones, mientras que en diciembre de 2021 son 16.215, un incremento del 126%. Del mismo modo, se ha pasado de 34,1 millones de euros en 2015, una cifra que se ha elevado hasta 48,5 millones en 2021, con una previsión similar para 2022.

Para ello, hay 5.795 trabajadoras de ayuda a domicilio, se ha superado la barrera de las 5 millones de horas de servicio prestadas

Según ha dicho, las profesionales especializadas de la ayuda a domicilio han redoblado esfuerzos para no solo prestar su trabajo, sino para además hacerlo con todo el cariño posible dado el perfil de los usuarios.

Este servicio, para el que la Consejería de Bienestar Social aporta el 74% del total –el resto va de parte de las entidades locales beneficiarias– se hace cargo del total del gasto en municipios de menos de 2.000 habitantes, tal y como ha recordado el director general.

En 2021 han sido 683 municipios suscritos a esta ayuda a domicilio, a lo que hay que sumar el convenio supramunicipal suscrito en la comarca de Molina de Aragón, donde «más compleja es la prestación de la ayuda a domicilio».

La ayuda a domicilio, tal y como ha recordado Armenta, está sometida a un continuo programa de aprendizaje, y cuenta ahora con 200 cursos de formación para 4.000 profesionales, para continuar de manera ambiciosa la formación en colaboración con la FEMP de Castilla-La Mancha.

Otro proceso novedoso explicado por el director general es el de las horas temporales para reforzar servicios o para cubrir situaciones de urgencia.

CS PIDE MÁS SALARIO

La diputada de Cs Elena Jaime ha valorado el servicio, pero ha puesto el acento en la necesidad de la renovación de convenios, alertando de que el precio por hora a pagar, 12,4 euros la hora, no se ha actualizado en siete años, algo «intolerable».

Entiende la parlamentaria además que esta congelación choca con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que debería ir acompañada al a subida salarial de estas profesionales.

Y todo ello, además, teniendo en cuenta que el trabajo realizado por estas profesionales implica prestar un servicio humano al usuario.

PP CARGA CONTRA LA «FALTA DE DIÁLOGO»

De su lado, el diputado del PP Vicente Aroca ha comenzado su intervención cargando contra la «falta de diálogo y empatía» del PSOE y la ausencia de la consejera, Bárbara García, en esta comisión, invitando al Gobierno autonómico a tener «más humildad».

Según ha dicho en su testimonio, «esta legislatura ha pasado sin pena ni gloria» en la ayuda a domicilio, donde los precios de concertación «se han congelado». De este modo, aunque se presten más horas a más personas y con más profesionales, ha sido muy crítico con la falta de pagos y la congelación del salario.

En este punto, el aumento de la esperanza de vida en Castilla-La Mancha hace necesario el aumento de recursos en servicios como la ayuda a domicilio, y aunque el PP es partidario del «servicio residencial», hay que «apostar cada vez más por los servicios integrales en el hogar».

PSOE ENSALZA EL AUMENTO DE LAS PRESTACIONES

Pablo Camacho, del Grupo Socialista, ha empleado su turno de palabra para poner en valor el aumento en todas las estadísticas de la prestación de este servicio en los últimos siete años desde que gobierna el PSOE.

Con este esfuerzo, no solo se da un buen servicio a los usuarios, sino que se crean nuevos empleos y se «fija población» en territorios rurales, algo que «no siempre ha sido así», ya que en tiempos del PP «se disminuían» todos los guarismos. «Ese era el modelo del PP de Castilla-La Mancha, pero hoy el modelo es otro, y es mucho mejor».

Con 48,5 millones de euros destinados a este servicio, son 30 más que en el año 2013 con el PP. «Parece evidente que así se gestiona mejor, pero lo importante es qué se hace con ese presupuesto, y con él tenemos a más beneficiarios y más auxiliares contratadas», ha rematado.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí