UGT ha reclamado que el colectivo de trabajadoras del hogar tenga los mismos derechos que el resto de trabajadoras y trabajadores. En Castilla-La Mancha, donde unas 50.000 personas trabajan en tareas de servicio doméstico, solo un quinto de ellas están dadas de alta.

En el Día Internacional de las Empleadas de Hogar, la UGT ha querido reivindicar el trabajo de un colectivo que sufre «una desprotección total», como explica en nota de prensa el secretario sectorial de limpiezas de FeSMC UGT Castilla-La Mancha, Félix Frutos.

«Para empezar, por el volumen de personas que desempeñan esta actividad en la economía sumergida. En febrero de 2022 estaban dadas de alta en el régimen del sistema especial hogar 10.740 trabajadoras en la región. El mismo periodo del año anterior eran 10.787. Mientras que en Castilla-La Mancha realmente unas 50.000 mujeres se dedican al servicio doméstico», ha afirmado el responsable sindical.

Estos datos reflejan, según ha dicho, la cantidad de trabajadoras que están fuera del sistema, con las consecuencias que esto conlleva.

«Una desprotección que se acentúa aún más entre las mujeres extranjeras en situación administrativa irregular. Desprotección que también se traslada a aquellas trabajadoras dadas de alta en el régimen especial de empleadas de hogar», tal y como señala Frutos.

Así, ha recordado que desde UGT llevan muchos años solicitando a los distintos gobiernos de la nación que este colectivo tenga los mismos derechos que cualquier trabajador o trabajadora del régimen general. «Derecho a la prestación por desempleo, a una pensión digna y a todas las bonificaciones y ayudas de cualquier trabajador».

«Estamos hablando de un sector muy mal pagado, y poco reconocido», ha lamentado Frutos, quien también ha destacado la importancia de la subida del SMI para este colectivo. Sin embargo, ha advertido de que esta subida salarial sólo se les reconocerá si están dadas de alta en la Seguridad Social.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí