La secretaria de Diálogo Social, Institucional y Salud Laboral de CCOO Castilla-La Mancha, Raquel Payo, ha advertido este viernes de quede que entre 500 y 1.200 de los casos de cáncer que se detectan al año en Castilla-La Mancha tienen origen laboral, aunque apenas se registra un solo caso.

En nota de prensa, con motivo del Día Mundial del Cáncer, el sindicato ha indicado que las evidencias científicas señalan que entre un 4% y un 10% de los casos de cáncer están asociados a la exposición a agentes cancerígenos en el entorno del trabajo, lo que supone que, cada año, en Castilla-La Mancha se detecten entre 500 y 1.200 casos de cáncer con origen laboral.

La secretaria de Diálogo Social, Institucional y Salud Laboral de CCOO ha destacado este dato, frente a la realidad de que apenas se notifican enfermedades profesionales de cáncer, «en algunos años no hemos tenido ningún caso notificado; el último registro es de un solo caso al año en toda la región, y medio centenar de casos de cáncer con origen laboral reconocidos en toda España».

Ante esta realidad en la que muchos casos permanecen ocultos y no se registran como enfermedad profesional, el sindicato incide en Castilla-La Mancha en su compromiso con la mejora en la prevención del cáncer laboral y con su visibilización.

«Hoy es un día para incidir en que esta enfermedad afecta a personas trabajadoras, entre el 4 y el 10% de los casos que se diagnostican tienen origen laboral; mueren muchas más personas por esta enfermedad con origen laboral que por accidentes de trabajo y accidentes de tráfico juntos».

En Castilla-La Mancha el trabajo de Salud Laboral que hace CCOO en esta materia ha llevado a impulsar una reciente campaña informativa con la que se explican los detalles de los agentes cancerígenos en el ámbito laboral, ha explicado Raquel Payo.

«Esta exposición profesional es un peligro evitable, al que las personas trabajadoras se enfrentan de forma no voluntaria. Está claro que nadie tiene por qué aceptar un mayor riesgo de cáncer en el trabajo, sobre todo cuando es algo conocido, y cuando la empresa tiene la obligación legal de eliminar el riesgo».

Desde CCOO Castilla-La Mancha han insistido en que es preciso reforzar actuaciones preventivas y de vigilancia por parte de la autoridad laboral, al tiempo que comparte las campañas puestas en marcha como la del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, bajo el lema ‘Evitemos hoy el cáncer laboral de mañana’.

Vinícola de Tomelloso

Pero el sindicato reclama otras acciones que contribuyan a cambiar la realidad de estos datos de cáncer laboral, como son «asegurar que las empresas cumplen con su obligación de informar a su plantilla sobre los productos que usa o de los que está rodeado», reforzar el principio de sustitución de agentes cancerígenos, obligando a las empresas a demostrar previamente la no existencia de alternativas disponibles para autorizar su uso.

También propone crear registros de personas trabajadoras expuestas y de empresas con riesgo de exposición a cancerígenos, para mejorar la notificación de casos cáncer laboral y garantizar su adecuada vigilancia de la salud una vez finalizada su vida laboral.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí