La Unión de Pequeños Agricultores ha alertado del aumento de costes de producción en el sector de la avicultura, que ha provocado unas pérdidas de 4,26 millones de euros en Castilla-La Mancha de un total de 57 a nivel estatal.

La organización se ha reunión con la directora general de Alimentación, Elena Escobar, para encontrar herramientas que atajen esta situación de «manera urgente», una cita a la que a asistido el líder de la formación en la región, Julián Morcillo, informa UPA en nota de prensa.

Tal y como apuntan, en la reunión se ha trasladado que la avicultura debería de ser uno de los sectores que también tenga apoyo, posibles ayudas directas, si finalmente la Consejería de Agricultura opta por poner en marcha la opción que la Comisión Europea permitió de aprovechar una parte de los fondos FEADER para mitigar los efectos de la crisis energética y la guerra de Ucrania, ya que la región «tiene la oportunidad de utilizar hasta 16 millones de euros» para este cometido.

«La situación es crítica. Sigue creciendo el número de titulares de granjas de producción de carne de pollo cuyo futuro está abocado al cierre debido a la acumulación de pérdidas y la obligación que tienen de contraer deudas con sus proveedores», lamenta Morcillo.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí