El PP y Cs han exigido este jueves en las Cortes regionales a los gobiernos de Pedro Sánchez y Emiliano García-Page poner en marcha rebajas fiscales para combatir la inflación, mientras que el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, les ha alertado de que una reducción de los impuestos podría desembocar en un aumento aún mayor de la inflación.

El parlamentario de Cs Javier Sevilla, que ha iniciado el debate que se ha mantenido en el pleno del Parlamento autonómico este jueves sobre este tema, ha mantenido que es «urgente» tomar medidas como deflactar el IRPF, hacer bajadas temporales en los impuestos de carburantes y prorrogar la bajada del IVA de la electricidad hasta finales de este año 2022.

Santiago Apóstol

Sevilla ha criticado que no se han producido modificaciones estructurales en la economía española a pesar de las situaciones «muy graves» que han ocurrido en el país, lo que ha hecho que la inflación perjudique más gravemente que en otros países, ni se han tomado medidas para incentivar el consumo interno, consciente de que «cuando el comercio exterior empieza a decaer, vienen menos turistas a España y las situaciones son indeterminadas».

Del mismo modo, ha defendido otras medidas como aumentar la competencia entre gasolineras, impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril, acelerar la electrización del parque móvil y apostar «claramente» por el hidrógeno como alternativa a los combustibles fósiles.

PP ADVIERTE DE QUE «NO TODO ES CULPA DE PUTIN»

De su lado, la ‘popular’ Gema Guerrero ha lamentado que la situación de los castellanomanchegos ha «empeorado claramente» y ha coincidido con Sevilla en que los gobiernos de Pedro Sánchez y García-Page «no han hecho nada para evitar esto» pese a sus «advertencias».

Guerrero ha abundado en que el Gobierno autonómico no ha utilizado políticas para minimizar los efectos de la inflación en Castilla-La Mancha. «No ha bajado los impuestos como le veníamos diciendo desde hace más de dos años», ha espetado a los socialistas.

Inma Delgado Fotografía New Born

Además, ha insistido en que «no todo es culpa de Putin» y de la invasión rusa a Ucrania, recordando que la inflación «ya estaba por encima del 7 por ciento» antes de que se iniciase la guerra y los precios de los combustibles, la luz y el gas «ya marcaban récords uno tras otro».

PSOE: «LA BROCHA GORDA NO SIRVE»

Finalmente, por el lado del PSOE, el diputado Antonio Sánchez ha acusado al PP de querer solucionar los problemas «a brocha gorda» con bajadas de impuestos. «La brocha gorda no sirve», ha repetido.

Vinícola de Tomelloso

Sánchez ha defendido que los españoles no pagan más impuestos por los carburantes que sus vecinos europeos y ha aseverado que «todos los expertos», incluido el Banco de España, coinciden en que las bajadas de impuestos en esta situación «tienen que ser temporales y dirigidas a los sectores que peor lo estén pasando».

Del mismo modo, ha asegurado que las consecuencias de la guerra en la inflación son «evidentes» y ha manifestado que el Gobierno de España ya ha bajado los impuestos con medidas con un impacto fiscal de «entre 10.000 y 12.000 millones» y que, por su parte, el Ejecutivo castellanomanchego ha mostrado su «compromiso» con las personas en situación de vulnerabilidad energética duplicando la cantidad que se va a dedicar a quienes necesitan el bono social término hasta los 19 millones de euros.

RUIZ MOLINA ACUSA PP Y CS DE «ABUSAR DE DEMAGOGIA»

Finalmente, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha cerrado el debate, ha acusado a la oposición de «abusar de demagogia» y ha hecho hincapié en que utilizar la política fiscal para combatir la inflación puede provocar una inflación aún más acusada.

Ruiz Molina ha explicado que la primera receta para reducir la inflación es la política monetaria, que está en manos del Banco Central Europeo, que «no se atreve» a aumentar los tipos de interés, algo que sí ha hecho la FED de Estados Unidos, país al que «en ningún caso se le ha ocurrido utilizar la política fiscal para combatir la inflación».

Bogas Bus

El consejero ha añadido que hay otro elemento para poder atacar la inflación, la posibilidad de «forzar a la baja» el precio de la energía, que es «en lo que está ahora» el Gobierno nacional, tratando de desvincular el precio de la energía del precio del gas y negociando con el PP de qué manera se pueden reducir los impuestos que gravan los hidrocarburos y si mantener o no el IVA en relación con la electricidad o reducir el impuesto sobre la electricidad, en el que las comunidades autónomas participan en un 58 por ciento.

Asimismo, ha manifestado que las propuestas de Cs y PP sobre la tarifa autonómica del IRPF supondrían, en el caso de la de Cs, cinco euros menos al año para las rentas más bajas y ocho menos en el caso de las del PP, mientras que en el caso de las rentas superiores a 57.000 euros alcanzarían los 500 euros en la propuesta naranja y 800 en la ‘popular’, por lo que les ha acusado de pedir bajadas de impuestos «perjudicando siempre a los que tienen las rentas más bajas».

RESOLUCIONES

En las resoluciones presentadas por los partidos tras el debate parlamentario, la de Cs, que ha sido rechazada, instaba al Gobierno regional a deflactar la tarifa IRPF, ajustando los tramos de la escala autonómica a la evolución de la inflación y a la capacidad real de los contribuyentes; y a instar a su vez al Gobierno de España a hacer lo propio.

Por su parte, la resolución del PP, que tampoco ha encontrado el apoyo mayoritario, afirmaba que las políticas «erráticas» del Gobierno nacional son responsables de hacer perder poder adquisitivo a las familias y le acusa de no actuar eficazmente para proteger a 1,2 millones de consumidores en situación de pobreza energética.

Picazo de Nova / TurboSeguros

Asimismo, instaba al Gobierno regional a poner en marcha un completo paquete de medidas fiscales en el ámbito de sus competencias en orden a reducir la carga impositiva en la región y a instar, a su vez, al Gobierno de España a tomar de inmediato medidas para contener y reducir el precio de los hidrocarburos.

Finalmente, la resolución del PSOE, única aprobada en la votación, instaba al Gobierno autonómico a pedir al nacional que continúe impulsando medidas para proteger a los colectivos más vulnerables ante la pobreza energética, promover un pacto de rentas, trabajar junto al resto de países de la Unión Europea para comprar de forma centralizada gas y abordar en coordinación con los socios europeos medidas que permitan desacoplar el precio de la electricidad en los mercados mayoristas de la evolución de los precios del gas.

Asimismo, la resolución socialista apostaba por poner en marcha el plan nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra de Ucrania en España, continuar agilizando el desarrollo de las energías renovables y la producción de sus componentes clave y seguir mejorando la eficiencia energética y la gestión del consumo de energía.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí