El secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha desgranado las principales propuestas de su organización para seguir avanzando en la negociación en favor de los trabajadores de la Comunidad Autónoma, con sugerencias como avanzar en conciliación por la vía de las ayudas a las empresas que la favorezcan; contar con personal específico que vele por el cumplimiento de la ley de Riesgos Laborales para así evitar la siniestralidad; o la creación de ‘Agentes de Igualdad’ que se aseguren de que las empresas implementan planes encaminados a conseguir la igualdad real entre trabajadores y trabajadoras.

Durante el tradicional ‘Cocido de la cuesta de enero’ que el sindicato ofrece al estrenar el año a los periodistas de Toledo, el líder sindical ha propuesto en primer lugar «apuestas concretas» y empezar a «hablar en serio» del tiempo de trabajo y de la conciliación real entre las horas laborales y las personales.

Aquí se ha preguntado si sería «descabellado» pensar que un trabajador de la hostelería pudiera descansar un fin de semana completo al mes, algo que «no ocurre».

«Lo que ocurre es que en hostelería se trabaja más de 10 horas al día de lunes a domingo. Pero, ¿pueden existir mecanismos para racionalizar el tiempo de nuestra vida que dedicamos a producir y el que dedicamos a vivir», se ha cuestionado.

De la Rosa ha ahondado en este concepto planteando otros horarios en el sector del comercio para que sus profesionales «puedan atender a las personas que más quieren», algo que «ya es una realidad en otros países menos productivos».

Para todo ello plantea ayudar a las empresas que quieran racionalizar estos horarios a través de cuadrantes que permitan «tiempos mínimos para compatibilizar vida y trabajo».

En la búsqueda de este objetivo, está seguro de que encontrará a la patronal y al Gobierno regional. «Tenemos que ser pioneros en poner esa pica en Flandes y conseguir trabajadores que puedan pensar que en los próximos 20 años de su vida podrán trabajar y conciliar su propia vida».

SALUD LABORAL, OTRO RETO MÁS

La situación de la siniestralidad laboral es uno de los extremos que CCOO quiere seguir poniendo entre sus retos a superar, tras unos datos en los que Castilla-La Mancha se ha colocado entre las primeras con mayor número de accidentes.

Así, aunque hay «una buena ley» de Riesgos Laborales, «seguramente no sabemos utilizarla bien», y ahora toca «un amplio despliegue de medidas para que ni una sola persona más» pierda la vida en su puesto de trabajo.

«Si la ley se cumple, los accidentes mortales no se producen. No hay prevención suficiente, pero que sea la fatal casualidad lo que determine si una persona se muere no tiene que ser una opción», ha indicado, problema ante el que plantea que haya personal con dedicación exclusiva para trabajar «seriamente» el problema de la siniestralidad.

No se trata de «fiscales» del cumplimiento, sino de profesionales que «trabajen para intentar evitar que una persona más pierda la vida en esta tierra» mientras se gana la vida. Un aparato «específico» para abordar el «gravísimo problema» de siniestralidad laboral.

MÁS IGUALDAD Y MÁS SERVICIOS PÚBLICOS

El terreno de la Igualdad entre hombres y mujeres recibirá especial atención por parte del sindicato, en un mercado en el que «las mujeres son las paganas del sistema».

Los gobiernos y los representantes de los trabajadores tienen «la obligación» de avanzar en esta materia, por lo que plantea «un primer acuerdo para que fluya la información de todas las empresas donde se pueda y se deba tener un plan de igualdad».

Aquella sociedades con más de 50 trabajadores «tienen que contar con un plan de igualdad» que no ha de ser «un corta y pega de la ley, sino un guante para la empresa» para que una persona, por el hecho de ser mujer «sepa que podrá aspirar a unas condiciones y una remuneración iguales a las de un hombre». Ha sido en esta línea donde ha propuesto agentes especiales para velar por una igualdad real en todas las empresas.

Del mismo modo, CCOO seguirá apostando para conseguir que los servicios públicos sean los protagonistas frente a los privados o concertados. «Ya hay menos interinos, pero seguro que no tenemos al personal suficiente para atender a todos», ha considerado.

La última de las peticiones elevadas por el secretario general de CCOO es colocar al sindicato como protagonista en la relación entre el Gobierno y el Tercer Sector.

«Vamos a pedir participación con el Tercer Sector, los que representamos a los trabajadores estamos igualmente legitimados para discutir en qué condiciones se tienen que prestar esos servicios en carácter de igualdad», ha abundado.

Así, ha afirmado que «no puede ser que los servicios sociales se aborden solo entre empresas del Tercer Sector». «Faltan dos patas esenciales, los sindicatos de clase, es imprescindible», ha rematado.

UN 2022 «APASIONANTE» TRAS UN 2021 PRODUCTIVO

La cita ha servido para compartir propuestas de cara a este 2022, un ejercicio «apasionante» tras un 2021 de congresos en el seno de sindicato, un año «muy especial» en el que se volvió a contar con la presencia de Unai Sordo, «alguien con mucho futuro».

Con equipos y estructuras renovadas también a nivel regional y provincial, se arranca el año «con ganas» pese a la «sombra de la sexta ola» de coronavirus, parte de una pandemia que ha obligado al sindicato «a reinventarse» y hacer sindicalismo «por redes o videoconferencias».

EL DIÁLOGO SOCIAL, PROTAGONISTA DE LA PANDEMIA

Una pandemia que «ha servido para poner en valor el diálogo social», que en este país «ha tomado una importancia tal que ha servido para volver, después de muchos años, a recuperar derechos».

«A encontrar un entendimiento entre Gobierno, patronal y sindicatos, cerrando definitivamente una cuenta pendiente con el sistema público de pensiones», ha indicado como ejemplo.

El 2021, «muy intenso como hacía años» en cuanto a la recuperación de derechos, ha servido además para ver frutos en el diálogo social, «algo que es una buena noticia y el principio de un montón de cosas que servirán no solo para mejorar condiciones de trabajadores, sino a la economía del país y al sostenimiento de las empresas».

A nivel regional, ha reparado en la firma el pasado verano desde las Minas de Almadén en la construcción de un foro por ese diálogo social. La región, ha dicho, «necesitaba una casa grande con muchas habitaciones para repartir» juego.

PELEA CONTRA LA DESPOBLACIÓN, AGUA Y AGENDA 2030

Ahora, quiere que CCOO esté «al lado del Gobierno para que la despoblación no sea un problema» intentando que desde la política nacional se vea «con detenimiento» esta problemática.

«Vamos a sentarnos y vamos a coger la mano del Gobierno para que la exigencia desde esta tierra hacia políticas nacionales para los que viven en zonas despobladas no sea un inconveniente», ha advertido, reclamando «servicios públicos gratuitos, universales y de calidad» en todos los territorios superando el extremo de que sea más caro prestarlos en el mundo rural.

También el problema del agua y el «río infecto» que supone el Tajo será otro caballo de batalla para la acción sindical, ya que CCOO «no está solo para la atención directa para los problemas reales».

Como sindicato más representativo, CCOO «está legitimado para pelear para que la sociedad de Castilla-La Mancha esté cada día mejor», también en materia hídrica.

Velar por el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 está también en la hoja de ruta de Comisiones Obreras, un trabajo que quiere llevar de la mano junto a los empresarios y la Unión General de Trabajadores.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí