El presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, ha conocido de primera mano el proyecto de construir una biorefinería de insectos que la empresa InsectEAT va a poner en marcha durante los próximos meses en Cañaveras. Esta biorrefinería sería pionera en toda España y se nutriría de las doce granjas de insectos que hay actualmente en Castilla-La Mancha.

El promotor de esta iniciativa es Miguel Chavarría, un joven que se ha venido de Madrid al pueblo de sus padres para poner en marcha esta iniciativa completamente pionera que busca generar proteínas para consumo animal a través de gusanos, ha informado en nota de prensa la Institución provincial.

Santiago Apóstol

El proyecto de InsectEAT ha sido el que más puntuación ha obtenido de la convocatoria Integra 4.0 de la Diputación conquense, que permitió ayudar a 45 emprendedores con una inversión de 100.000 euros. Este, en concreto, ha obtenido 6.000 euros.

Martínez Chana ha destacado que el impulsor de esta industria es un ejemplo del «retorno del talento joven», con esta iniciativa muy interesante para darle un giro a la alimentación animal, además, en un contexto donde la soberanía alimentaria ocupa un lugar central en el contexto internacional.

De igual modo, ha alabado el carácter innovador que tiene este proyecto y que va a convertir a InsectEAT en una gran empresa, ya que para un municipio como Cañaveras generar hasta 10 puestos de trabajo lo convierte en un recurso fundamental para fijar población.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí