En el marco de la jornada reivindicativa y de movilización para exigir al Gobierno de España y a la Unión Europea actuaciones urgentes para contener los precios, proteger el empleo y frenar el deterioro de las condiciones de vida, trabajadores y trabajadoras de cerca de un centenar de empresas de Castilla-La Mancha se han concentrado en sus respectivos centros de trabajo para protestar por el escenario de «escalada desbocada» de los precios y exigir medidas contundentes.

CCOO, que ha estado acompañando a estos trabajadores y trabajadoras en las diferentes concentraciones, alerta de «una muy difícil situación», por lo que las personas trabajadoras no van «a permanecer calladas». «Es muy importante que hoy estemos en la calle para que las cosas puedan cambiar mañana».

El Consejo Europeo se reúne este jueves para forzar a los países de la Unión Europea a que adopten medidas para abaratar la factura eléctrica, «desbocada» por el precio del gas, y se proteja a la ciudadanía del aumento generalizado de los precios, ha informado el sindicato en notan de prensa.

El sindicato advierte que Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas más afectadas por el alza de los precios, siendo la región con mayor inflación, con una tasa de variación anual de los precios del 9%, 1,4 puntos por encima a la registrada en el país, «mientras que es de las regiones que está a la cola en materia de salarios, lo que pone en serias dificultades principalmente a las personas más vulnerables».

La movilización continuará esta tarde con concentraciones en las capitales de provincia -en Guadalajara se ha realizado este mediodía frente a la Subdelegación de Gobierno- que tendrán lugar a las 18.00 horas en Albacete, frente a la Subdelegación de Gobierno, en Cuenca en la Plaza de España y en Toledo en Zocodover, y a las 18.30 horas en Ciudad Real frente a la Subdelegación de Gobierno.

CCOO, que ha convocado esta jornada de movilización junto a UGT, Uatae, UPTA, Facua y Ceav, hace un llamamiento a salir a las calles de forma masiva ante una situación que es «insostenible» y que está provocando «el deterioro de las condiciones de vida de las familias, de las personas trabajadoras y consumidoras, del tejido productivo y del conjunto de la ciudadanía, intensificando los problemas de desigualdad y de pobreza, mientras que el oligopolio de las empresas multinacionales energéticas saca tajada en este escenario y obtiene beneficios históricos».

CCOO cree que hay margen para adoptar medidas «que contribuyan a la contención de los precios de la energía, de la luz y del gas», y espera que en el encuentro de mañana de la Comisión Europea se tomen decisiones para habilitar «la posibilidad real de contener los precios disparatados que afectan al conjunto de la Unión Europea», un escenario que «venimos sufriendo en los últimos meses y que se ha visto agravado por la invasión a Ucrania por parte de Rusia».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí