Castilla-La Mancha ha incrementado en un 17 por ciento la superficie de girasol en esta campaña como consecuencia de la autorización de la Unión Europea de poder usar la superficie agrícola en barbecho para así garantizar el suministro de alimentos en el mercado, debido a la guerra en Ucrania.

En total, se han plantado 25.000 hectáreas más en la región este año, superándose en esta campaña las 180.000 hectáreas, ha informado la Junta en nota de prensa.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha señalado este viernes en Hellín (Albacete), en la entrega de los premios del Sistema de Recogida de Envases de Fertilizantes y Fitosanitarios (Sigfito) que cada año reconocen a aquellas empresas que más concienciadas están con el medio ambiente y en el que ha estado acompañado por la directora de desarrollo de esta sociedad sin ánimo de lucro, Susana Fernández, ha informado la Junta en nota de prensa.

Ha sido aquí donde Martínez Arroyo ha recalcado que se trata de «una cifra muy buena» y que pone de manifiesto que muchos agricultores han apostado por hacer uso de esta excepcionalidad y sembrar en el barbecho girasol.

En este sentido, ha indicado, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se va a solicitar que en las siembras de cereal de invierno, a partir de este otoño, se puedan también usar las zonas de barbecho para, de esta manera, mantener la distribución alimentaria, con productos en el mercado y a la vez, aportar más rentabilidad a las explotaciones.

El consejero, además, ha trasladado esta mañana el pago realizado hoy desde la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, para agricultores y ganaderos en zonas de montaña.

Han sido un total de 5,8 millones de euros, para 3.000 agricultores y ganaderos profesionales, «los que más comprometidos están con el desarrollo del medio rural», ha informado.

EL CAUDAL ECOLÓGICO DEL TAJO «NO SE PONE EN CUESTIÓN»

En otro orden de cosas, el consejero se ha referido a la reunión de hoy de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y los regantes del SCRATS de Murcia.

Ha recordado que en Castilla-La Mancha también hay agricultura, desarrollo económico y «el agua que está en Castilla-La Mancha nos debe ayudar en Castilla-La Mancha», y vamos, ha dicho, a «seguir trabajando en esa dirección que es la que consideramos oportuna» y, en esa reunión, se ha mostrado convencido de que «desde luego, no se pone en cuestión el caudal ecológico del Tajo a su paso por Aranjuez de 8,65 metros cúbicos por segundo».

Se ha referido a que esto lo aprobó el Consejo del Agua del Tajo «por una gran mayoría» y lo va a aprobar el Consejo de Ministros «y va a aparecer en un Real Decreto», por lo que es un «éxito de todos» ya que ha sido «apoyándonos en el trabajo» de los técnicos, que así lo han reflejado, y se beneficia a Castilla-La Mancha.

Nosotros, ha dicho, «estamos preocupados porque ese trasvase sea solo para consumo humano, no para regadío» y el problema del PP en el Levante, ha concretado, «el trasvase que les preocupa», ha remarcado, «es el de votos a VOX».

LA RESPONSABILIDAD CON EL MEDIO AMBIENTE, SE PREMIA

En el acto de hoy se han premiado a los puntos de recogida que más han reciclado en 2021 en la región, de entre los 427 existentes, y que han ido a parar a las empresas Albanova Agrosoluciones S.L, de Chinchilla de Monte Aragón, como premio categoría planeta verde y ACECASA de Hellín, que hoy ha visitado el consejero, en la categoría de cultivo sostenible, ambas entidades ubicadas en la provincia de Albacete.

Castilla-La Mancha es de las pocas comunidades autónomas donde se ha registrado un incremento de recogidas de envases fitosanitarios con respecto al año anterior.

De esta forma, durante el año 2021 se ha producido un aumento de 11 toneladas de envases, pasando de 371 toneladas en 2020 a 382 en 2021.

Arroyo ha felicitado a los ganadores y ha destacado su compromiso con la región y el medio ambiente.

Y es que, ha señalado, hoy que cerca de 400.000 kilos de envases fitosanitarios se recuperan cada año en Castilla-La Mancha y permite reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, en total una reducción de medio millón de kilos de CO2 al año gracias a la gestión adecuada de los envases de productos fitosanitarios.

En la jornada de hoy han estado además presentes el alcalde de Hellín, Ramón García y el concejal de Agricultura de la localidad, Julián Martínez o el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Ramón Sáez, entre otros.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí