La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha celebrado su comité ordinario en la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana, donde se han debatido tanto la situación como las propuestas de la organización en el sector tras la celebración del Congreso Ordinario. Al acto ha asistido el alcalde de la localidad, Santiago Lázaro, gran conocedor y defensor del sector que ha valorado el esfuerzo de los profesionales que se dedican a esto desde la pandemia, como proveedores de alimentos para la población, a quienes hay que apoyar de manera activa.

Además del análisis de situación, se ha valorado la respuesta del gobierno a la crisis de la guerra de Putin, y cómo las ayudas pueden dar solución a agricultores y ganaderos de explotaciones familiares. El secretario general de UPA CLM, Julián Morcillo, ha explicado estas ayudas y cómo llegarán a los agricultores y ganaderos antes del 30 de septiembre de 2022, tal y como indica la orden publicada el día 8 de junio. Unas ayudas que se entienden más necesarias que nunca, que UPA exigió al Ministerio debido a la complicada situación que atraviesa el sector y que no parece prometedora de cara a los meses siguientes. “Costes de producción, precios de gasoil, son muchos los temas que nos hacen ver los próximos meses con preocupación”.

En este sentido, los responsables de herbáceos de UPA han incidido en que a principios del mes de mayo se preveía una buena cosecha de cereales; mientras que las altas temperaturas, el calor de estas últimas fechas ha provocado una rebaja en las previsiones entre el 20 y 25 % de la cosecha. Si a ello se le une que las temperaturas seguirán subiendo los próximos días provocará una pérdida aún mayor, con lo que, tal y como explican desde UPA, se quedará la cosecha en media baja; con lo que ello supone para el sector. Teniendo en cuenta de que no será de manera regular, dependiendo de las zonas y comarcas habrá que tener en cuenta que esta reducción y esta situación afectará de manera clara a la calidad de la mercancía, del grano, que será más pobre de lo que los agricultores desean.

Asimismo, se ha debatido al respecto de la nueva PAC, donde todavía hay puntos de análisis, en los que UPA ha hecho aportaciones a nivel ministerial para que beneficie lo máximo posible a las explotaciones familiares de Castilla-La Mancha. En el comité de UPA Castilla-La Mancha se ha tratado sobre las nuevas ayudas al olivar tradicional; así como las alegaciones presentadas a los cinco planes de cuenca de las confederaciones hidrográficas. Dentro de la unidad de acción se mantuvieron reuniones con los presidentes de dichas confederaciones para incluir cuestiones técnicas y de cogobernanza con las partes implicadas.

UPA ha analizado la problemática del ovino y caprino de leche, las reuniones y denuncias que ha planteado UPA ante la AICA en defensa de los ganaderos, de disponer de contratos como marca la ley de la Cadena Alimentaria y, sobre todos, de la exigencia de precios justos y mantener los costes de producción.

Finalmente, el secretario general de UPA CLM ha valorado la nueva ley de la Viña y el Vino, así como las valoraciones de la organización a la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural. Así como las reuniones de trabajo abiertas con la Universidad de Castilla-La Mancha para atajar problemas como el de la avispilla en el almendro, o la plaga de conejos.

En el comité de UPA Castilla-La Mancha participan representantes de las cinco provincias de la región, donde tienen cabida, asimismo, todos los sectores representativos del sector económico más importante de Castilla-La Mancha.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí