Las bases están ya disponibles en la página de la Denominación de Origen La Mancha en la XXXV edición del Concurso a la Calidad de Vinos Embotellados y Varietales, que en este año 2022 se abre a todas las bodegas acogidas al Consejo Regulador cuyas marcas, estén previamente “preceptivamente autorizadas para su comercialización por la Asociación Interprofesional del CRDO La Mancha.”

Según rezan las bases, el concurso se dispone para las categorías de:  Jóvenes Varietales,pudiendo “participar todos los vinos jóvenes o tradicionales monovarietales de la cosecha 2021 que no hayan pasado por barrica”) y el resto de vinos,refiriéndose estos a aquellos “que hayan pasado por barrica de roble, a los vinos tintos tradicionales de añadas anteriores a 2021 (monovarietales o no), vinos jóvenes o tradicionales de la cosecha 2021 elaborados a partir de un coupage de dos o más variedades y a los vinos espumosos.

Estrictos controles de calidad

Con aquellas muestras recogidas, dentro del cierre de plazo establecido en las bases (antes del 20 de enero de 2022), “la Comisión de Seguimiento de Calidad de la Asociación Interprofesional del CRDO La Mancha efectuará una preselección a través del panel de cata para su evaluación organoléptica entre todos los vinos participantes, teniendo en cuenta que la marca esté previamente inscrita en su registro y utilizando la ficha homologada por el Consejo Regulador (homologada por la OIV).”

Acceso a la final

Para acceder a la fase final, el vino preseleccionado deberá tener una valoración “superior a 80 puntos”.

Aquellas bodegas con  vinos finalistas, además deberán “acreditar que las existencias del vino seleccionado superen el equivalente a 5.000 unidades (botellas de 75 cl.)” Debiendo “tener el vino a disposición de ser recogido el día que los operarios de la ICRDO La Mancha u otra empresa designada se pasen por sus instalaciones, que será dentro del plazo establecido (una vez finalizada la cata de preselección y antes de la realización de la cata final), pero sin necesidad de realizar aviso previo.”

La cata final se realizará por un “jurado de expertos, compuesto por un número impar no inferior a cinco, compuesto de sumilleres, gastrónomos, miembros del panel de cata de la ICRDO La Mancha y otros profesionales cualificados, entre la segunda quincena de febrero y la primera quincena de marzo”, siempre y cuando las circunstancias sanitarias lo permitan.

Dicho contexto pandémico determinará si finalmente procede la entrega de premios durante el mes de marzo, donde se harán públicos los vinos y bodegas ganadoras.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí