Quién podría imaginar que en un curso escolar tan condicionado en el área de Educación Física por la situación de la pandemia nacería una innovadora propuesta de deporte alternativo: el STIKBOMBALL.

A comienzos del curso escolar 2020-21, como consecuencia de un proyecto de investigación en Educación Física asociado a la plataforma etwinning, arranca en el CEIP Félix Grande de Tomelloso de la mano de Carmelo Juan Trapero Huete, una propuesta de deporte alternativo caracterizado por su marcado enfoque coeducativo, inclusivo, cooperativo, que incide en el desarrollo de distintos roles durante el desarrollo del juego, junto a sus alumnos del nivel de 6º de educación primaria.

Resulta tan relevante en la práctica docente partir de los intereses, capacidades y gustos de los alumnos para que las actividades que se plantean en clase tengan garantizado el éxito y la motivación en la adquisición de los aprendizajes.

Los resultados obtenidos en el desarrollo y aplicación del STIKBOMBALL se pueden valorar de exitosos por el impacto que ha provocado en distintos ámbitos, así como en su estrategia de difusión.

En primer lugar y el más importante ha sido el impacto en los alumnos del centro y en el aprendizaje de un deporte alternativo que ha permitido motivar al alumnado independientemente de su nivel o habilidad en su práctica.

Por otro lado, la empresa madrileña de equipamiento deportivo “GUI-AN Servicios Deportivos” se ha interesado por el proyecto del STIKBOMBALL realizando el diseño del equipamiento deportivo junto a Carmelo, creador del deporte, de tal forma que se ha convertido en patrocinador y distribuidor oficial en España de los materiales asociados a este deporte alternativo. Sin lugar a dudas, un salto de calidad cuantitativo en su difusión para hacer que el STIKBOMBALL sea accesible a cualquier centro educativo.

La Consejería de Educación de Castilla-La Mancha, ha también sido conocedora de este proyecto y ha dado su apoyo incluyendo en el próximo curso escolar 2021-22 como una propuesta formativa en el Centro Regional de Formación del Profesorado y su vinculación a los Proyectos Escolares Saludables desarrollados en la región.

Carmelo Juan Trapero Huete, destaca su enorme satisfacción por ver cómo el esfuerzo y tiempo dedicado a este proyecto se ve recompensado por su buena acogida, pero, sobre todo que el STIKBOMBALL pueda ser útil y aplicable en los centros educativos que se interesen en su puesta en práctica y en ofrecer una propuesta integradora y diferente de deporte alternativo.

No cabe duda que STIKBOMBALL se convertirá próximamente en una práctica habitual en muchos centros educativos por su gran versatilidad y aplicación en diferentes contextos como hemos podido comprobar en este final de curso, siendo practicado tanto en pista deportiva convencional como en recinto de voleiplaya.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí