«María ama su pueblo y a su gente». Así presentaban desde RTVE a María Morales, la tomellosera de 27 años que opta a convertirse en la ganadora de la novena edición de MasterChef, junto a otros 15 aspirantes.

Durante este pasado martes, comenzaba una nueva temporada de este conocido programa a nivel nacional, en la que profesionales de la cocina se enfrentan a diversos retos en los que demuestran sus artes culinarias, su imaginación y su capacidad de aprendizaje.

Desde la Tierra del Quijote, la manchega presentaba Tomelloso ante la audiencia y contaba que su sueño es crear su propia empresa de eventos y catering. Sin duda, esta será una gran oportunidad para nuestra paisana de llevarlo a cabo. Graduada en Turismo, María ha descrito la cocina como «una buena experiencia en la vida, un aprendizaje siempre positivo y una vía de escape».

Con su padre y sus dos abuelas como referentes de la cocina, y con Pepe Rodríguez como jurado favorito, nuestra paisana hablaba de los guisos como su plato estrella. Sin embargo, fue su receta de galianos la que ha permitido a María optar por unos de los 16 puestos del programa.

En este primer programa, los 50 mejores candidatos han tenido que demostrar que tenían el talento suficiente para entrar en la nueva edición. Efectivamente, María ha logrado conquistar el paladar de los tres jueces. «Me los habría comido enteros y me pedían copita de vino», afirmaba el chef Jordi Cruz, quien lo ha descrito como «el mejor plato que he tomado esta noche». «El plato está espectacular», decía Samantha Vallejo-Nágera, y finalmente ha sido el chef Pepe Rodríguez quien daba el último paso para entregarle el delantal blanco a la concursante.

La emoción era evidente en la reacción de María, quien lo celebraba con familiares y con su novio, Jesús.

Tras superar el duro casting, los concursantes del programa no han perdido el tiempo y ya se han enfrentado a la primera prueba. Los 16 elegidos han viajado hasta Mallorca para preparar 150 raciones en el Parc de la Mar. Posteriormente, y ya en el plató, los delantales negros, entre los que se encontraba María, se enfrentaron a la primera prueba de eliminación y a su primera caja miseriosa. Finalmente, nuestra paisana lograba superar esta prueba, por lo que volveremos a verla en el próximo programa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here